Fernando Torres, en su retirada: "No quiero volver al Atletico para ser solo una cara"

Comentarios()
(C)Getty Images
El delantero explicó los motivos de su decisión y anunció que dejará el fútbol el 23 de agosto frente a Villa e Iniesta

"He sido honesto conmigo y con mi club y antes de no verme al nivel he preferido retirarme". Fernando Torres pone el punto final a su carrera porque las piernas se están agotando. Seguir más allá de este verano, según su propia admisión, no aseguraría el rendimiento que a él le parece óptimo. Por eso queda poco del Torres futbolista, hasta el 23 de agosto, el día que se enfrente con su Sagan Tosu al Vissel Kobe y rubrique finalmente su carrera deportiva. Entre sus rivales, esa noche, estarán dos jugadores importantes en su vida: Andrés Iniesta y David Villa

El equipo en el que milita tiene problemas deportivos, y Torres sabe que antes de pensar en el final tiene que afrontar cuestiones más presentes: "Voy a trabajar a tope estos dos meses, como siempre, llegando el primero al entrenamiento y yéndome de los últimos. Voy a darlo todo en cada entrenamiento y en cada partido porque son los últimos de mi carrera. Quiero ayudar a mi equipo a salvarse lo que me dejen participar". Ese "lo que me dejen participar" tiene mucho que ver con sus últimos partidos, en los que está teniendo poco tiempo de juego. 

Ese partido cerrará su tiempo en un lugar en el que ha sido feliz. "Quiero dar las gracias a la gente de Japón por su cariño. Es un país maravilloso con lugares fantásticos. Siento un profundo respeto por su cultura", explicó en la rueda de prensa en la que relataba los motivos de su retirada. El presidente del Sagan Tosu le ha ofrecido seguir vinculado al club como imagen del mismo. 

Cuando un jugador del calibre de Torres anuncia su adiós, el mundo del fútbol se conmueve. Aunque sea algo más o menos conocido, otras estrellas se fueron antes, no deja de sorprender la cascada de elogios que se dispara cuando esto ocurre. También le ocurre al protagonista. "Después de ver la reacción de todo el mundo del fútbol, compañeros, rivales de otros clubes y de otras selecciones me llena de orgullo. Ganar muchos títulos es bueno, pero me quedo con todo el respeto del fútbol. Estoy orgulloso de lo que le he dado al fútbol porque el fútbol me lo ha dado todo. El respeto de todo el mundo es mi mejor trofeo", explicaba el delantero, siempre con un discurso elegante. 

Estos momentos sirven también para valorar lo que ha sido la carrera. En el caso de Torres, hay muchos momentos muy buenos, pero también se ha encontrado a veces en dificultades, con lesiones o problemas deportivos. "He pasado momentos en mi carrera y en las dificultades he buscado oportunidades y no problemas, he intentado volver más fuerte y los contratiempos y dificultades me han hecho más fuerte", comenta. 

En ese repaso aparecen nombres de compañeros y rivales, porque uno también es tan grande como aquellos contra los que se mide. "El mejor con el que he jugado es Steve Gerard, me hizo mejor jugador. En contra hay muchos nombres, he jugado contra los mejores. Terry y Puyol son los defensas más difíciles a los que me he enfrentado", recuerda el delantero. 

El artículo sigue a continuación

Y ahí, en el poder de la memoria, una institución emerge por encima del resto. Sus mayores títulos fueron en el Chelsea, su mejor fútbol se vio en el Liverpool, pero su equipo es el Atlético "Cada paso que he dado en el fútbol ha sido bueno y lo volvería a dar. No cambiaría nada del pasado. En el Liverpool viví momentos inolvidables, pero los tres años más importantes de mi carrera fueron los de mi segunda etapa en el Atlético, fueron los más emocionantes".

Porque hablar de Torres es hacerlo del Atlético. Él fue el niño que apareció en Segunda para convertirse el ídolo, al que vieron salir porque el Atlético, deportivamente, no estaba a la altura y necesitaba dinero. El que volvió cuando el club volvía a estar a la altura de lo que marca su historia. Una de las grandes leyendas rojiblancas. Y esa relación, tan intensa que hasta duele, obliga a pensar en un futuro común.

"Todo el mundo espera que vuelva al Atleti. El Atlético es mi vida y a lo mejor sucede en el futuro. Necesito formarme, necesito estudiar. No quiero volver al Atleti para ser una cara, si vuelvo es para ayudar a ser al Atleti mejor y afronta". Muy pocos dudan de que volverá. Ahora bien él, tan elogiado estos días por su personalidad, también tiene claro esto, el recorrido hasta volver a casa requiere antes que pase por una formación. 

Cerrar