Entrevista a Leo Ponzio: las enseñanzas de Gallardo y sus modelos de volante central

Comentarios()
Getty Images
El capitán de River reconoció la influencia del DT para mejorar su juego y destacó que la clave es "salir a jugar siempre de la misma manera".

A pesar de su juventud y de lo que aún es una breve carrera como entrenador, Marcelo Gallardo es considerado un maestro por la gran mayoría de sus dirigidos. Y Leonardo Ponzio, el elegido para conducir el equipo desde adentro del campo de juego, no se guarda ningún elogio para el Muñeco, señalado por ajustarlo en su posición.

- ¿Qué aprendiste de Gallardo?
- Me agarró en una etapa de la carrera en la que uno asimila más las cosas y está más abierto. Me corrigió para que le pusiera más calma a mi juego. Lo posicional: ser siempre el eje. Y, después de tantos años, uno lo va conociendo. Eso corre cosas a favor de los dos. Porque yo entiendo cuando él me aprieta o cuando yo no juego.

- ¿Qué debe tener un buen volante central?
- Primero, un buen pase. Porque recuperar y no dar una buena pelota a un compañero significa que no recuperaste. Me pasaba a mí, cuando era chico, que recuperaba 10 mil pelotas por partido y tenía pocos aciertos. Eso lo vas aprendiendo con el tiempo. Te lo enseñan los entrenadores. A lo mejor, recuperar menos y entregar bien es mejor. Después, tener buena ubicación. Yo creo que uno va aprendiendo con referencias. Mirando a otros y diciendo, bueno, yo quiero esto.

- ¿A quién miraste?
- A su manera, uno va mirando a los Busquets y a los Kroos. Después, a mi me gustaban los jugadores como Deco que recuperaban y jugaban. Me podían decir Xavi o Iniesta, pero Deco en un momento en el Barsa recuperaba, hacía jugadas y marcaba goles. Obvio que tiene mucha más calidad que yo, pero me gustaba mucho. El tipo vos lo veías y deslumbrababa en cualquier momento. Y jugaba todo el tiempo. 

- ¿Cuál es la clave de River para los mano a mano?
- Que salimos a jugar en todos lados de la misma manera.

- El estilo de presión sobre el rival que ejerce River, ¿se podría plasmar en Europa?
- No, salvo ese Barsa que recupera con alta presión, es imposible. Primero, la consigna allá es pasar la línea de la pelota para defenderse. Pero la presión que nosotros hacemos es difícil porque te toca un rival con buena técnica y quedás mano a mano los delanteros con los defensores. La diferencia está en la cancha, en los controles.En Sudamérica, apenas girás tenés tres. En Europa, viene uno, si lo pasás, se trata de posicionar y vuelve, pero no viene otro. Los duelos mano a mano se dan en los costados. Salvo Messi y Neymar, por adentro no se da eso.

- ¿Gallardo le agarró la mano al fútbol sudamericano?
- Sí. Al fútbol sudamericano y a recuperar en el campo rival. Para no tener que agarrar y volver a construir todo de nuevo. Hay muchos equipos que lo quieren hacer.

- ¿Cómo definirías a este River?
- Viene con la misma metodología: los jugadores de buen pie juegan todos juntos, pero a esos futbolistas se les inculca que hay que correr y recuperar. Y a los que no somos tan dotados con los pies, pero sí entendemos por dónde va, que sostengamos todo eso.
 
-¿Cuál fue tu mejor partido en Copa Libertadores?
- Con Cruzeiro allá (cuartos de final 2015) jugué un poco más adelantado. Hasta el minuto 70 me dio el motor y después salí. Pero lo que quería Marcelo era salir a ganar, estar más adelantado y que yo diera batalla para recuperar antes. De visitante, contra Independiente, en la última Copa (cuartos de final), me sentí cómodo. Era una cancha difícil. Yo sé cuando jugué bien porque le hice bien al grupo y porque cumplí con lo que Marcelo pedía. Después, hat-trick no me vas a ver hacer. 

Cerrar