El Real Madrid debería aprender de las despedidas del Barcelona

Comentarios()
Getty Images
Mascherano ha cerrado su etapa en el Barcelona con el apoyo presidencial y en un acto institucional. Algo impensable en el club blanco.

OPINIÓN


La despedida de Mascherano del Barcelona debería ser analizada con detenimiento en la planta noble del Real Madrid. El argentino ha cerrado siete años y medio como culé respaldado por el presidente y con el cariño de los compañeros, presentes en la sala, recibiendo halagos de todos los estamentos en un precioso acto institucional que difícilmente olvidará el argentino.

Todas las noticias sobre el Real Madrid

El Real Madrid ha perdido esta costumbre de decir adiós con grandes honores a las grandes figuras del conjunto blanco. Es más, los tres últimos grandes canteranos del club lo hicieron casi a hurtadillas, por la puerta de atrás. Raúl, al menos, dispuso de un Torneo Santiago Bernabéu para despedirse y de un atril donde dar un parlamento -aunque el homenaje estuvo por debajo del realizado por el Schalke, donde apenas estuvo dos años-. Por su parte, Guti y Casillas lo tuvieron que hacer desde la sala de prensa, solo con su tristeza, o en el fondo sur del Bernabéu, con un Chamartín casi vacío, como si se marchará un jugador más, desmereciendo la categoría de leyendas merengues que los tres tienen.

  • "¿La despedida de Casillas? Fue un desastre", reconoció el propio presidente en septiembre de 2017 a la SER.
  • "Mi despedida del Madrid pudo haber sido mejor...", afirmaba Raúl en junio de 2017 a ‘Panenka’.
  • Mucho antes era el ‘14’ el que había metido el dedo en la llaga: “Raúl y yo merecíamos una despedida mejor”, confesó a Onda Madrid en 2010.

Todavía el Real Madrid tiene tiempo de rectificar. Posiblemente sea tarde para hacerlo con Guti, Raúl y Casillas, pero hay margen para preparar futuras despedidas acorde a la huella que haya dejado el jugador en la entidad. El acto de Mascherano es un buen espejo donde poder mirarse, porque el tiempo vuela y el día de mañana podrían salir del club blanco hombres claves como Ronaldo, Marcelo o Ramos, y seguro que preferirán tener un acto como el de Mascherano al que tuvo Casillas.

Cerrar