Noticias En vivo
UEFA Champions League

El PSV, el otro 'vivero' holandés del Barcelona

06:55 ART 17/9/18
PSV Barcelona
El cuadro azulgrana no solo se ha fijado en el Ajax a la hora de reforzarse pues algunas leyendas barcelonistas llegaron procedentes del PSV.

No solo del Ajax vive el Barcelona. El cuadro azulgrana es un ferviente admirador de la escuela holandesa que encarnan tanto el club de la capital o como su selección pero el modelo es extensivo a buena parte de los clubes locales y el PSV, como uno de los principales contrapoderes al Ajax, también ha gozado de una red de ojeadores y formadores que le han brindado éxitos sonados al Barcelona.

Así es el grupo del Barcelona en la Champions

De hecho al PSV le debe buena parte de su primera Copa de Europa, la que logró en 1992 frente a la Sampdoria después del gol de falta de Ronald Koema n en la prórroga. El entonces central del PSV fue una recomendación expresa de Johan Cruyff y a pesar de que una grave lesión hizo peligrar su presencia en Wembley acabó resultando decisivo.

Luego, en 1994, llegó Romário De Souza . El brasileño estuvo apenas un año y pocos meses en la disciplina azulgrana pero tuvo tiempo de cumplir la promesa de meter treinta goles en una temporada, ganar una Liga y asistir al funeral del 'dream team' en Atenas frente al Milan de Fabio Capello, que le endosó un 4 a 0 a los hombres de Cruyff. Ninguno de ellos se recuperaría dle mazazo y tras la escabechina en el vestuario dos años después también el técnico holandés acabó destituido.

Un año antes del adiós del entrenador, la salida de Koeman en 1995 advirtió al Barcelona de la importancia de buscar un jugador de características similares y el club repitió la estrategia empleada con el holandés fichando al central del PSV, que no era otro que Gica Popescu, incorporado el mismo año que Luis Figo y que, como el portugués, acabó como capitán a pesar de ofrecer un rendimiento notablemente por debajo del de Koeman.



Ya en verano de 1996 y para paliar la salida -de mala manera- de Cruyff y generar ilusión tras la llegada de Bobby Robson al banquillo barcelonista el entonces presidente fichó a golpe de talonario a Ronaldo Nazário, que incluso mejoró los registros goleadores de Romário alcanzando los treinta y cuatro goles en la Liga, el único título que se le escapó en su único año como jugador azulgrana.

Un disfraz permitió a Ronaldo fichar por el Barcelona

El siguiente fue Phillip Cocu, que acabaría siendo primer capitán del Barcelona antes de pasarle el brazalete a Luis Enrique Martínez. El centrocampista estuvo ocho años en el Barcelona, casi siempre como titular sin importar si era Louis Van Gaal, Llorenç Serra Ferrer o Carles Rexach el inquilino del banquillo. Cocu fue un jugador que se adaptó de maravilla al Barcelona, a diferencia de Boudewijn Zenden, un extremo que recibió clases particulares de Van Gaal para aprender a centrar al área y que acabó como lateral suplente.

Pasaron años hasta que el Barcelona no volvió a recurrir al PSV para reforzarse. Lo haría en 2005 pensando en levantar la segunda Champions League de su historia y fichó a Mark Van Bommel, que sería titular en la final de aquel mismo año ante el Arsenal, cerrándole las puertas del once a Andrés Iniesta, de quien nacieron los dos goles con los que el Barcelona remontó al cuadro inglés.

El último ha sido Ibrahim Afellay, recientemente desvinculado del Barcelona y actualmente en el Stoke City inglés. El extremo no tuvo suerte en su paso por el Camp Nou tras despuntar en Holanda. Llegó a un equipo que jugaba de memoria y luego se lesionó de gravedad. Cuando se recuperó enlazó varias cesiones pero nunca llegó a triunfar en el Camp Nou. En todo caso los jugadores del PSV son sinónimo de calidad y éxito, de eso no hay ninguna duda.