El partido más importante de la temporada para el Real Madrid

Comentarios()
GETTY IMAGES
A 9 puntos en Liga, la Copa se antoja la forma más directa de acercarse a un título y minar la trayectoria del Barcelona. Una final para los blancos

OPINIÓN

El Real Madrid se juega la temporada este miércoles ante el Barcelona en la Copa del Rey. Es el partido más importante de todos los que asoman tras el horizonte para los blancos. La Copa, ese torneo otrora denostado, resulta ser hoy la tabla de salvación más cercana que podría rescatar a un equipo que navegó a la deriva durante muchos meses este curso. Son apenas dos partidos para sumar un nuevo título. Y tan importante como aquello es lo siguiente: es también una oportunidad para apear directamente al Barcelona de un trofeo. Para darse el gustazo de revertir el 5-1 del Camp Nou en octubre. Para minar su estabilizada trayectoria en este curso. Por eso, no hay un partido mayor para los blancos a día de hoy.

Ni el Clásico de Liga -ya descafeinado después de la derrota ante el Girona-, ni la vuelta de octavos ante el Ajax en la fetiche Champions -con 1-2 de la ida- son tan simbólicos y trascendentales para el devenir del Real Madrid. De perder, puede precipitar el desplome definitivo que Solari logró revertir con su llegada al banquillo, al despedirse de Liga y Copa ante el rival histórico. Pero de ganar, sería un golpe directo al mentón del Barcelona que supondría una inyección de moral de ésas capaces de elevar a la enésima potencia las capacidades ya de por sí superlativas de un equipo tricampeón de Europa.

Y eso sólo puede significar que menospreciar al Real Madrid sería muy ingenuo. Porque históricamente cumple en las ocasiones más grandes. Puede haber penado ante Girona y Levante esta última semana, puede estar a nueve puntos del Barcelona en La Liga, Messi puede haber abierto las puertas del olimpo en Sevilla, Bale-Isco-Marcelo ni están ni se les espera… pero el Real Madrid es muy capaz de sobreponerse a cualquiera de éstas y más circunstancias adversas. No hay nadie que se maneje igual cuando tiene la espada y la pared tan próximas a la yugular. Y este miércoles, los blancos reciben al Barcelona en Copa precisamente en esa posición. Es toda una final.

Cerrar