El gol de Wanchope no puede tapar la necesidad de Boca: un 9 capaz de ganar la Libertadores

Comentarios()
Marcelo Endelli/Getty Images
Ábila, que hizo un buen partido, no es el centrodelantero con la jerarquía necesaria. ¿Pero afuera hay uno mejor disponible?

Hizo un buen partido Wanchope Ábila. Rebotó de manera correcta un par de pelotas. Generó peligro cuando se movió bien cerca del arco rival, entre los centrales. Hizo un gol digno de su repertorio: choques, lucha, potencia física y bombazo. Se sacrificó, presionó con intensidad y fue importante para tapar línea de pases. Pero no alcanza. El tanto del centrodelantero no puede tapar la realidad de Boca: el equipo de Gustavo Alfaro precisa un jugador de aún más jerarquía -como lo es Benedetto- para que sea uno de los condimentos que lo ayuden a ganar la Copa Libertadores

No alcanza porque Wanchope se mueve muy mal: a veces no parece reconocer la diferencia entre estar habilitado y el offside. No alcanza porque no tiene un pie fino: sufre en las situaciones de juego que le piden delicadeza cuando los espacios son chicos, una situación con la que Boca se encuentra -y se encontrará- una y otra vez. No alcanza porque si se lo midiera por efectividad...su porcentaje es bastante bajo. Tuvo al menos cuatro situaciones muy claras entre el juego de ida y vuelta ante Athletico Paranaense, por los octavos de final. 

El artículo sigue a continuación

Y no alcanza especialmente cuando se compara su nivel con otros centrodelanteros de equipos que sueñan con ganar la Copa Libertadores. Gabigol en Flamengo, Lucas Pratto en River, Miguel Borja en Palmeiras o Paolo Guerrero en Inter.

El problema -o dilema- para Boca se va a presentar: salvo que aparezca una clara opción como la de Gignac, un delantero grande, de 33 años, pero que ya demostró una clase de otro fútbol en Tigres, donde ganó todo y sigue marcando goles, las otras opciones del xeneize plantean la duda sobre si el supuesto 9 de Boca puede ser mejor que Wanchope. ¿Di Santo es más que Wanchope? ¿Boselli? ¿Carrillo? Es probable que no.

En esa danza de nombres y teniendo en cuenta la experiencia de las últimas frustraciones del xeneize en el torneo más importante de Sudamérica, a Boca le debe quedar claro que para apuntar a lo más alto precisa contar con los mejores. Y, si le sobra billetera, el gol de Wanchope no puede distraer. Boca necesita un 9 tan bueno como Benedetto.

Cerrar