El análisis de Pedro Gómez Carmona: El Al-Ain, un rival a tener en cuenta por el River Plate

Comentarios()
Conmebol
Pedro Gómez Carmona es entrenador. En su carrera ha sido asistente del Al-Hilal, el Baniyas, Baréin y hoy es entrenador y manager del East Riffa Club.
Un dato evidencia el enorme potencial del Al-Ain: en su corta historia ha necesitado tres estadios para cumplir con sus exigencias. Comenzó jugando en uno que se encontraba dentro de sus instalaciones de entrenamiento, más tarde construyó uno y desde hace poco se halla en otro (Hazza bin Zayed) muy similar en su forma al Allianz Arena del Bayern de Múnich. Allí se acogerá la semifinal ante el River Plate y ocho partidos de la próxima Copa de Asia. Por tanto, estamos hablando del equipo más fuerte y con mayor estatus de los Emiratos Árabes a nivel deportivo y económico. 

Pedro Gómez Carmona, un español en el fútbol de Baréin

Propiedad de su familia real, su presupuesto es completamente diferente al de los demás componentes de su competición. Algo que le ha llevado a conquistar la última liga y ser el equipo con más campeonatos del país, además de ser un serio aspirante a revalidar el título esta temporada (es tercero a tres puntos del liderato, pero con un partido menos). Hablamos de una escuadra que se ha convertido, por méritos propios, en una de las mejores representantes que disputan el Mundial de Clubes

Se trata de un equipo muy fuerte. En sus filas hay muchos jugadores que visten la camiseta de la selección de Emiratos Árabes, aunque es cierto que este verano se marchó uno de los mejores futbolistas de este país, Omar Abdulrahman. Llevaba toda la vida jugando allí, pero acabó en otro de los grandes del mundo árabe, el Al-Hilal de Arabia Saudí. 

El artículo sigue a continuación

El grupo, en cualquier caso, mantiene su referencia hacia la escuela croata. El actual entrenador, Zoran Mamic, es de dicha nacionalidad, y su antecesor es el actual técnico de la selección que finalizó subcampeona del pasado Mundial en Rusia, Zlatko Dalic. 

Ahora bien, su mayor limitación es que no puede competir al nivel de su rival en semifinales, el River Plate. Para hacerse una idea, cuenta con limitaciones en la formación de su plantilla, ya que sólo puede disponer de un máximo de cuatro jugadores extranjeros y uno de ellos debe ser asiático. 

Con todo, se antoja un buen partido de semifinales del Mundial de Clubes entre un Al-Ain que desea dar el paso al frente que le hace falta internacionalmente, y un River Plate que acaba de conquistar la Copa Libertadores. Los argentinos no deberían confiarse, ya que es un rival a tener en cuenta. 

Cerrar