El accidente que fortaleció la relación entre Colo Colo y Alianza Lima

Colo Colo - Alianza Lima
Los Albos le tendieron la mano al cuadro peruano tras un accidente aéreo en 1987 y se forjó una relación especial. Se realizó un homenaje.

Una fecha que no olvidan. El 8 de diciembre de 1987 ocurrió una tragedia aérea que quedó marcada en la historia del fútbol peruano y mundial. El avión charter Fokker F-27 del exitoso plantel de Alianza de Lima se estrelló a las 20.15 horas en la selva incaica, falleciendo 43 personas.

El desglose de las victimas fatales fue de 16 jugadores de los “íntimos”, cinco integrantes del cuerpo técnico, cuatro dirigentes, ocho barristas, tres árbitros y otros siete tripulantes.

La tragedia marcó a todos, sin embargo, un club fue el que tendió de forma rápida una mano a los peruanos: Colo Colo.

Los albos que en aquellos años eran dirigidos por Arturo Salah determinaron enviar a préstamo a cuatro jugadores: el arquero José Letelier, el defensa Parco Quiroz, el volante Francisco Huerta y al delantero René Pinto, quienes se unieron a las filas de Alianza.

Además, los Albos, un mes de después, se trasladaron a la capital peruana para disputar un partido amistoso ante los “íntimos” en Matute.

El artículo sigue a continuación

El gesto realizado por Colo Colo quedó grabado en el corazón de los hinchas de Alianza, quienes crearon un mural muy cerca del estadio con las insignias del elenco peruano y albo, y con la leyenda “Un solo corazón”.

Hasta hoy, la hermandad entre ambas hinchadas sigue vigente. Es más, en uno de lo últimos amistosos que disputaron ambas escuadras en el Estadio Monumental, hinchas de la Garra Blanca estuvieron en el sector sur -en el segundo tiempo- del compromiso con los fanáticos de Alianza con un lienzo dejando en evidencia que la amistad perdurará por el tiempo.

Cerrar