De la odisea en Ecuador a ser uno de los mejores ocho de América: Atlético Tucumán y dos años para la historia

Comentarios()
Gabriel Aponte/Getty Images
En enero del 2017, el Decano tuvo una noche insólita y épica en Quito; 20 meses más tarde, recibe al campeón vigente en los cuartos de final.

Atlético Tucumán tiene, desde su fundación el 27 de septiembre de 1902, 115 años y 356 días de historia . Sin embargo, todo podría resumirse a estos últimos 20 meses , en los cuales el Decano atravesó todo tipo de situaciones para llegar al que será el partido más importante que haya jugado alguna vez, o por lo menos hasta que concrete otro de sus milagros , cuando reciba a Gremio de Porto Alegre , el monarca reinante de la Copa Libertadores, en los cuartos de final del torneo más importante del continente .

Todo comenzó el 7 de febrero del 2017 . Aquel día, el plantel que por entonces estaba al mando de Pablo Lavallén viajaba a los 2850 metros sobre el nivel del mar de Quito con la obligación de ganar para meterse en la última rueda del repechaje de la edición pasada de la Libertadores, luego de igualar 2-2 como local. Pero un misterioso problema con los papeles del vuelo charter que debía trasladar a la delegación desde Guayaquil puso en duda el partido : mientras el club local, que es propiedad del Ejército ecuatoriano y tiene influencia directa sobre la autoridad aeronáutica que vetó el despegue del avión, pedía que le dieran el partido por ganado,  el equipo argentino viajaba contrarreloj para llegar al estadio .

Tras una gestión del embajador argentino y una orden directa de Conmebol, el encuentro finalmente fue confirmado: vestido con las camisetas de la Selección argentina Sub-20 que se encontraba en Quito disputando el Sudamericano de la categoría (la indumentaria oficial había quedado varada en Guayaquil), Atlético Tucumán salió al campo de juego del Olímpico Atahualpa una hora y media después del horario previsto originalmente para el partido y  consiguió un heroico triunfo 1-0 en el que era el primer partido de su historia fuera del territorio argentino.

El Nacional Atletico Tucuman

Después llegaría la victoria sobre Junior de Barranquilla , para garantizar el acceso a una fase de grupos en la que el Decano compartió zona con históricos del continente como Palmeiras, Peñarol y Jorge Wilstermann y estuvo más que a la altura de las circunstancias: el conjunto norteño llegó a la última fecha con chances de pasar a octavos, pero aunque jugó un gran partido en Brasil frente a Palmeiras cayó 3-1 y finalmente terminó tercero -por delante del cuadro uruguayo-. Así, se aseguró el pasaje a la Sudamericana.

En el segundo certamen continental, ya bajo la conducción técnica de Ricardo Zielinski, el equipo superó a Oriente Petrolero en 16avos y cayó contra Independiente en octavos , en una serie muy cerrada que se definió con un 2-1 en el global a favor del Rojo y donde Luis Rodríguez, el más grande jugador que haya vestido la camiseta albiceleste, falló un penal que pudo cambiar todo . Pero una semana después de la eliminación, los tucumanos se tomaron revancha del conjunto de Avellaneda con una victoria 2-1 en los 16avos de la Copa Argentina, en la que venían de derrotar a All Boys por penales en 32avos.

El artículo sigue a continuación

Justamente en este certamen nacional también quedó a un paso de la gloria. En su partido número 48 en todo el 2017, enfrentó a River en la final y cayó por 2-1 , aunque una rueda antes, en otra noche de realismo mágico, con el arquero suplente como figura en la tanda de penales contra Rosario Central , se había garantizado un gran premio consuelo: repetir participación en la Copa Libertadores, aunque esta vez ingresando directamente en la fase de grupos. 

Atletico Tucuman Rosario Central Copa Argentina 101117

El sorteo para la competencia actual lo emparejó nuevamente con Peñarol, además de Libertad y Jorge Wilstermann . Y las cosas no salían como quería el Decano, con derrota en Tucumán ante el Gumarelo y en Montevideo contra el Manya. Pero todo repuntó con un triunfo heroico frente al Tigre en la altura de La Paz , que luego reafirmó en el José Fierro. Y en la final anticipada buscando el segundo lugar, superó a Peñarol por 1-0 y viajó a Paraguay necesitado de solamente un empate, que conseguiría lógicamente con otra situación increíble: el Oso Sánchez, reemplazante del Laucha Luchetti, fue expulsado y esa noche debió debutar Franco Pizzicanella , el tercer arquero del plantel y que logró cerrar su valla.

Pasado el receso mundialista llegaría la que, por ahora, es la mayor victoria en la historia: en el José Fierro absolutamente repleto, superó a Atlético Nacional de Medellín por 2-0 en el duelo de ida de los octavos de final. En la revancha, perdería solo 1-0 y así obtuvo su lugar entre los mejores ocho de América este año . Un director dedicado a documentales tiene material de sobra con estos 20 meses de Atlético Tucumán. Pero lo que no podrá es apresurarse: esta historia aún no termina .

Cerrar