Cruzeiro, en la CONMEBOL para protestar por la roja a Dedé contra Boca

Comentarios()
EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images
El presidente del conjunto brasileño se reunió en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol para reclamar por la expulsión ante el Xeneize.

Si algo no reinó durante este último mes en la CONMEBOL es la tranquilidad. Tras la polémica por la mala inclusión de jugadores suspendidos, que terminó con una sanción a Santos por el caso Carlos Sánchez, este miércoles una nueva situación puso en alerta a uno de los grandes de Brasil.

En el partido entre Boca y Cruzeiro, el defensor celeste Dedé fue a cabecear un córner con la mala fortuna de encontrar la cabeza de Esteban Andrada en lugar de la pelota. El arquero xeneize quedó tirado sobre el campo de juego, aturdido y con sangre en la boca -luego se conocería que sufrió una fractura de maxilar-.

La jugada, evidentemente sin intención y con mucha mala fortuna para el arquero, habría pasado de largo si no hubiese sido porque el VAR le avisó al árbitro Eber Aquino que debía revisar la situación. El paraguayo observó la repetición y expulsó al defensor brasileño, que se fue sin entender le decisión: "Estoy muy decepcionado. Es una jugada fuerte, pero de juego. El árbitro no me dio ninguna explicación. En el momento dijo que yo le pegué en la cabeza al jugador. Yo creí que él me había dicho que había dado un codazo y hasta dudé de mí, me pregunté si en la jugada había saltado con los brazos abiertos, pero sabía que no. ¿Cómo voy a tener mala intención con el adversario si voy con la cabeza? Eso no existe en el fútbol", se lamentó tras el partido.

La polémica sanción del juez fue muy mal vista en Brasil, donde hubo varias repercusiones en la prensa y también en los protagonistas y los clubes. Mano Menezes, entrenador de Cruzeiro, dijo que "algo no está oliendo bien" en la CONMEBOL, e instó a los clubes brasileños a levantar la guardia: "La Confederación brasileña y otras confederaciones necesitan posicionarse contra la CONMEBOL. Esto es grave, y tiene que ser tratado por los clubes brasileños con la gravedad que conlleva". Menezes apunta a un supuesto beneficio en favor de los clubes argentinos de parte de la confederación sudamericana.

El artículo sigue a continuación

"Se están produciendo muchos episodios contra equipos brasileños en los últimos tiempos. Hemos tenido aplicaciones desiguales de la ley para River y Boca. Sabemos que Ramón Ábila (Boca) no debió haber podido jugar la competición y nada ocurrió. Las reglas son muy diferentes para los participantes", en referencia a la sanción al Santos por la mala inclusión de Carlos Sánchez, situación que no se replicó en casos similares con Boca (Ábila) y River (Zuculini). 

Por su parte, el presidente del Cruzeiro, Wagner Pires de Sá, se reunió en la sede de la CONMEBOL y presentó formalmente la solicitud de anulación de la suspensión de Dedé. "Me quedé bastante satisfecho por la manera en que fuimos recibidos en la Conmebol. Estamos indignados con todo lo que sucedió en Bombonera. No podemos admitir que la decisión personal de un árbitro coloque en jaque un sistema tan avanzado como el VAR, que viene para contribuir con los avances del fútbol mundial", dijo el dirigente después de la reunión.

Cerrar