Colo Colo y una tendencia que puede costarle muy cara

Comentarios()
ANFP
En el Transición, el Cacique tiene un promedio de 11,7 remates intentados por partido; su menor registro en los últimos 10 torneos.

La sequía goleadora es uno de los puntos más determinantes que se ha visto en las primeras tres jornadas del Torneo de Transición. Y en ese ámbito, Colo Colo marca una tendencia que puede costarle cara.

Y es que en total, el conjunto de Pablo Guede lleva 35 remates a portería en el presente certamen (un total de 11,7 por partido). A eso se suma que de los cuatro goles que cuenta el Cacique, ninguno fue convertido por sus atacantes. 

De hecho, Esteban Paredes -quien disputó dos partidos como titular (Deportes Antofagasta y Palestino) e ingresó en el complemento ante O’Higgins-  sólo ha anotado en la Copa Chile frente a Deportes La Serena. En total, el capitán albo intentó sólo dos remates a portería de los 209 minutos en los que ha jugado.

Los goles de los blancos han corrido por cuenta de defensas o volantes, donde Jorge Valdivia es el máximo anotador con dos conquistas. Los otros dos tantos fueron logrados por Jaime Valdés (de penal) y Fernando Meza, de cabeza.

Cabe destacar que el conjunto de Macul inició su periplo en el Torneo de Clausura 2017 con una contundente victoria por 3-0 sobre Unión Española en el Estadio Santa Laura. Ramón Fernández, Andrés Vilches y Esteban Paredes anotaron las tres dianas. El mismo Tanque volvió a repetir frente a Audax Italiano (triunfo 4-0) y luego convirtió frente a O'Higgins para el 2-1.

A esa altura, sumaban 15 remates por partido de un total de 269 con los cuales finalizaron su actuación en el certamen que los dejó en el segundo lugar, con 29 unidades. Tendencia que marcaba sus últimos diez torneos de Primera División. Entre el 2013 y el 2015, los blancos intentaron vulnerar la portería rival en 17 ocasiones. Hoy es Curicó Unido (50) y Deportes Temuco (49) quienes más veces intentaron.

También, y como dato a la causa, hay que consignar que con el tiempo muchas cosas cambiaron en el conjunto de Pedrero. Guede modificó su forma de jugar: en un comienzo, por ejemplo, Claudio Baeza era sólo un suplente y Felipe Campos comenzaba como zaguero y terminaba en la punta. Una apuesta que tardó nueve semanas para conseguir su primer triunfo en casa -en el Superclásico- terminando quinto en el Apertura. Ahora, y con el Mago (su refuerzo estrella este semestre) el Cacique se reformuló tácticamente. En su último encuentro, ante los árabes, el argentino terminó jugando con un 4-3-1-2, alejándose del 3-4-1-2 que es habitual en Colo Colo.

El artículo sigue a continuación

Además, es necesario destacar que el Transición 2017 es el certamen con menos goles en las primeras tres fechas en toda la historia de los Torneos Nacionales, con un promedio de 1,88 goles por encuentro (45 goles en 24 partidos).

En la próxima jornada del fútbol chileno Colo Colo recibirá a Universidad de Concepción, conjunto con el cual tiene una estadística favorable: lleva seis victorias seguidas sin conceder goles ante el Campanil en Primera A (marcador global de 12-0 en esos encuentros) y tendrá la posibilidad de continuar con la tendencia ante un equipo que ha empatado sus primeros tres partidos por primera vez en los 28 torneos que ha disputado.

Cerrar