Noticias En vivo
Javier Hernández

Chicharito Hernández, criticado y juzgado, pero de pie y anotando

10:30 ART 1/6/17
El futbolista mexicano ha mostrado carácter para reponerse ante diversas situaciones adversas
Chicharito es muy malo", "¡Qué sobrevalorado está ese delantero!", "Míralo, ¡es muy 'tronco'!", "Esos goles, hasta yo los meto". Si me dieran un peso por cada vez que escucho esas frases, seguramente, hoy tendría un buen ahorro en mi cuenta de banco. 

Siempre he pensado que a la gente le gusta criticar a los demás es por falta de oportunidades propias; en el futbol es aún más notoria la situación. He de admitir que muy pocas veces me he parado sobre una cancha de futbol a jugar, pero también reconozco que estudio de otra forma, cómo reaccionar ante diversas situaciones. 

Primero: Siempre he admirado a las personas que saben sobrellevar los comentarios negativos y ponerlos a su favor. Javier es uno de los jugadores que mejor ha hecho valer esta situación. No se tira cuando alguien lo juzga, cuando se queda en la banca, cuando le hacen llegar memes o critican su estado sentimental. Él transformas toda esa energía en positiva y la maneja a como mejor le sienta.

Segundo: con base en mi poca experiencia estando en una cancha, pero con mis conocimientos 'teóricos', puedo aseverar que todos esos goles "de churro" que ha metido, como dicen por ahí, son más que un golpe de suerte. Siempre me han dicho que para poder lograr, hay que estar, y él se ha ubicado en el lugar y el momento indicado. Aunque hemos de admitir que también hay jugadas en las que parecería más sencillo definir que fallar, pero dicen que sabio no es el que siempre acierta, sino el que falla y se levanta. Él lo ha hecho.

Tercero: se ha convertido en un futbolista modelo. ¿Por qué? Sencillo. Tiene cualidades futbolísticas, carisma, físico favorable y, además, lo que pocos: educación. Todo esto ha provocado que sea visto como un ejemplo para varios clubes que lo han fichado por una, dos o por todas sus cosas positivas. Porque sabemos que no cualquier elemento puede ser parte del Manchester United y del Real Madrid, dos instituciones que no solo se fijan en lo que pasa dentro del terreno de juego, sino también lo de fuera.

Cuarto: mi padre decía que lo que más admiraba de un futbolista es su valentía de llegar a un país en donde la cultura es diferente, pero, sobre todo, el idioma. ¡Qué valentía la suya el fichar por un cuadro alemán! "Was mutig, Kleine Erbse!". Él entendió la frase, muchos dos. He ahí una pequeña gran diferencia.

Quinto: ser goleador es algo que te puede llevar al cielo y al infierno en un dos por tres. Si fallas, eres el villano; si anotas, eres el rey, pero si vuelves a fallar en seguida, todos se olvidan de la anotación; si marcas y cometes un error, todos te van a recriminar el no haber anotado más. Hoy, con la mano en la cintura, puede presumir de ser el máximo anotador de la Selección mexicana y de haber tenido el cuarto mejor promedio anotador en la historia de la Liga Premier. ¿Fácil? ¡No lo creo!

Hoy, sin duda alguna, Javier Hernández puede sentirse satisfecho por lo que ha conseguido, pero sabiendo cómo es, seguramente, no piensa en lo que ya logró, sino en lo que está por venir y eso es, justamente, lo que lo mantiene en Europa con mentalidad triunfadora, porque eso, no cualquiera lo tiene.