Noticias En vivo
Eliminatorias Mundial Sudamérica

Cavani y Di María, los rioplatenses que ahora acompañan a Neymar

15:35 ART 29/8/17
angel di maria edinson cavani psg
En Barcelona tenía a Messi y Suárez y en PSG el brasileño se encontró con otro argentino y otro uruguayo. Mejor dicho: otro rosarino y otro saltense.

Luis Suárez nació en Salto, capital del departamento que lleva el mismo nombre, y dedicó su vida a hacer goles primero en Uruguay, luego en Europa y también en la Selección nacional. Edinson Cavani, también. 

Lionel Messi nació en Rosario, la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe, y se pasó la vida dejando rivales en el camino, primero en el club de sus amores, luego en el Viejo Continente y en el combinado nacional. Ángel Di María, también.

Neymar Da Silva Santos Junior nació en Mogi das Cruzes, un municipio del estado de San Pablo, y los caminos del fútbol quisieron que los mejores años de su carrera futbolística estuvieran rodeados por saltenses y rosarinos.

Luego de formar una de las mejores delanteras de la historia del fútbol con Suárez y Messi en Barcelona, el brasileño pasó a PSG para ser parte de un ataque junto a otro uruguayo y otro argentino, Cavani y Di María. La MSN, ahora es la CDMN. Y aunque la nueva sigla no suena tan viralizable como la anterior, al conjunto de la capital francesa ya le empezó a pagar dividendos: en los tres partidos que lleva disputados el nuevo tridente (Ney debutó en la segunda jornada), el equipo de Unai Emery marcó 12 goles, con tres tantos de Ney y cuatro del charrúa.

Antes del arribo del brasileño, Cavani y Di María también habían sido parte de una delantera demoledora junto a Zlatan Ibrahimovic en la temporada 2015/16, la primera de Fideo en París. En aquella campaña, que terminó con títulos en la Ligue 1, la Copa de Francia, la Copa de la Liga y la Supercopa de Francia, el uruguayo marcó 25 goles y el argentino, 15. Tras la salida del sueco, los dos rioplatenses quedaron como las grandes figuras del plantel, pero no pudieron estar a la altura del desafío: el equipo perdió el campeonato local por primera vez en cinco años y sufrió una increíble eliminación de la Champions League contra Barcelona luego de ganar 4-0 el partido de ida.

Aunque el charrúa finalizó la temporada con 49 goles, la mejor cifra de su carrera, el rosarino tuvo una campaña muy irregular, a pesar de los 14 tantos anotados. La llegada de Neymar modificó nuevamente el panorama y liberó de presiones a Cavani y Di María, en una relación de fuerzas que se diferencia mucho de la que tenía la MSN: allí el peso recaía sobre Messi y aquí, sobre el brasileño.

Otra cuestión que parece ser bien distinta entre esta dupla de argentino y uruguayo y la que tenía Ney en España tiene que ver con lo que sucede fuera de la cancha. Mientras que el Diez y Suárez se hicieron tan amigos que hasta compartieron en familia parte de la luna de miel de Leo, Edi y Fideo no son tan cercanos, a pesar de que no sólo comparten la delantera sino también la fecha de cumpleaños.

Pero, además de ser compañeros, Cavani y Di María también son rivales circunstanciales. Y este 31 de agosto volverán a verse las caras en el Centenario, en una nueva edición del clásico del Río de la Plata. Será el segundo enfrentamiento entre ambos desde que son compañeros: el anterior, en la séptima fecha de las Eliminatorias, fue triunfo 1-0 para Argentina en Mendoza. ¿Cómo terminará esta vez?