Borussia Dortmund: El arte de comprar barato y vender por un ojo de la cara

Comentarios()
Getty Images
Pulisic, el último en ser vendido

Comprar barato y vender por un ojo de la cara. En el mundo del fútbol, eso es un arte. Y pocos clubes lo manejan. Artistas de eso son el AS Monaco en Francia, Porto y Benfica en Portugal, Sevilla en España y sobre todo, Borussia de Dortmund en Alemania. El último ejemplo de gran gestión económica es la venta del talento norteamericano Pulisic. Llegó por cero euros a la cantera amarilla y ahora se marcha traspasado al Chelsea por 64 millones de euros. Un negocio redondo.

En el caso de Cristian Pulisic el Dortmund lo incorporó como proyecto de futuro procedente del fútbol USA y poco a poco, lo fue puliendo cuando era un juvenil. Ahora deja en la caja “borusser” unos 64 millones de euros de beneficio y además, seguirá vistiendo la camiseta del BVB hasta el 30 de junio, permaneciendo en la Bundesliga en calidad de cedido.  Y es que el “caso Pulisic” no es una novedad en el BVB, sino una práctica habitual del club, casi una tradición. Por ejemplo, Mario Götze, autor del gol que le dio a Alemania el Mundial de Brasil, se formó en la cantera del club y después se fue al Bayern dejando 37 “kilos” limpios en la caja.

Qué decir del tremendo negocio que hizo el BVB en su día con el FC Barcelona en el fichaje de Ousmane Dembélé. Le fichó del Rennes por 15 millones y después lo traspasó al Barça por 115 “kilos” fijos, más jugosos premios en diferentes variables. Esa fue la mejor venta de toda la historia del BVB, el club que más y mejor está vendiendo ahora en Europa, junto a los clubes portugueses y el AS Monaco.

Ahora es Pulisic, pero la “cosecha” es bestial. Por ejemplo, Matt Hummels, al que se adquirió cedido por 4 millones y se traspasó, también al Bayern, por 35 millones de euros.  Otros negocios tremendos del BVB fueron la venta de Aubameyand al Arsenal por 65 millones cuando sólo había costado 12 antes; o la de Miykhtarian al Arsenal (42 millones), pasando por la de Ilkay Gundogan al Manchester City por unos 26 millones.

Quizá el único lunar en esta espectacular política de ventas del BVB haya sido el polaco Robert Lewandowski. Lo fichó por unos 5 M€ y no pudo sacarle partido en el mercado, porque terminó yéndose, agotando su contrato y no dejando un solo euro en las arcas “borusser” y llegando libre de contrato al Bayern de Múnich a coste cero.

Cerrar