Boca y River, como Real Madrid y Barcelona: la Superliga copia lo peor de LaLiga española

Comentarios()
Goal
El nuevo orden del fútbol argentino potenció las diferencias entre el Xeneize y el Millonario y el resto, algo que quedó muy claro en este mercado.

Cuando los dirigentes del fútbol argentino decidieron establecer un nuevo orden para la disputa de los campeonatos de Primera División, eligieron a LaLiga como el ejemplo a seguir. Y menos de un año después de la instalación de la Superliga empezó a quedar al descubierto una de las cuestiones negativas de haber copiado el modelo español: así como en el país europeo Barcelona y Real Madrid les sacan ventajas astronómicas al resto a partir de su poderío económico, a este lado del Atlántico sucede lo mismo con Boca y River. 

Los recientes mercados de pases son una clara muestra de la diferencia de potencial entre los dos clubes más importantes del país y los restantes 26 equipos de la máxima categoría: siete de las 10 compras más caras de la historia del Millonario se realizaron durante el ciclo de Marcelo Gallardo en el banco, mientras que seis de las diez del Xeneize fueron en el mismo período. 

En la actual ventana de transferencias, el conjunto de Núñez invirtió 11 millones de dólares para comprar a Lucas Pratto, en la transferencia más costosa en los 117 años de existencia del club. Una cifra más alta que el acumulado de lo que gastaron hasta ahora todos los demás equipos del campeonato. Además, River desembolsará cuatro millones de dólares por Franco Armani y negocia para sumar más nombres de jerarquía que nutran su plantel.

El artículo sigue a continuación

El equipo de la Ribera, en tanto, invirtió hasta ahora 4,5 millones de dólares para incorporar a Ramón Ábila, Julio Buffarini y Emmanuel Más (además de Carlos Tevez, que en el club juran que llegó a costo cero), una cifra considerablemente inferior a la que puso su máximo rival pero que en absoluto es un signo de menor poderío económico: si el Xeneize gastó menos es porque no necesitaba tan imperiosamente jugadores de primer nivel. Además, la dirigencia había realizado su gasto más fuerte al principio de la temporada, cuando puso cerca de 10 millones para incorporar a Nahitan Nández, Paolo Goltz y sumar a préstamo a Edwin Cardona y Cristian Espinoza.

Para poner en contexto la enorme diferencia que le sacan Boca y River al resto, basta con compararlos con los otros tres grandes del fútbol argentino. San Lorenzo, por el momento, no incorporó a ningún jugador. Independiente, en tanto, se reforzó con Emanuel Brítez y Braian Romero, dos jugadores que vienen de equipos locales, aunque está dispuesto a gastar más de 4 millones por Fernando Gaibor, de Emelec, luego de no poder hacerse con Fernando Belluschi.

Racing, por su parte, es el que más fuerte está invirtiendo de la mano de la Secretaría Técnica que encabeza Diego Milito: la Academia gastó casi lo mismo que Boca para sumar a Leonardo Sigali, Alejandro Donatti, Neri Cardozo y Nery Domínguez, además de poner otros 4 millones de euros para repatriar a Centurión, aunque en su caso se trataba de refuerzos que necesitaba imperiosamente luego del pésimo mercado de mitad del año pasado. De todos modos, Víctor Blanco aclaró: "No estamos al nivel de hacer las erogaciones que hizo River. Nosotros tenemos un presupuesto y hay que tratar de ser equilibrados". Una frase que aplica para cualquiera de los 26 clubes que no sean el Xeneize y el Millonario.

Cerrar