Boca respira: lo de Wanchope Ábila es sólo un desgarro

Comentarios()
Captura TV
Tras la rotura de ligamentos de Benedetto, la lesión del delantero cedido en Huracán había encendido las alarmas en el Xeneize.

La fecha 9 de la Superliga fue una jornada para el olvido para Boca: cayó en La Bombonera contra Racing, perdió el invicto y, lo peor, Darío Benedetto sufrió una grave lesión en la rodilla. Pero, como si eso no fuera suficiente para el Xeneize, ahora también se lesionó Ramón Ábila, delantero al que el conjunto de la Ribera compró y dio a préstamo a Huracán porque no tenía lugar en este equipo de Guillermo Barros Schelotto, pero a quien el Mellizo piensa para su Boca en 2018.

Wanchope pidió el cambio a los nueve minutos del partido entre el Globo y Vélez con claros gestos de dolor y tomándose el aductor. Rápidamente, Gustavo Alfaro vio las señas del delantero y mandó a la cancha a Coniglio. Tras el encuentro, desde el conjunto de Parque de los Patricios adelantaron que el cordobés tiene una lesión muscular en el recto anterior del muslo izquierdo y los estudios que se realizó el jugador este martes confirmaron que se trata de un desgarro.

"En el momento sentí que se había desprendido algo. Por ahora no estoy pensando en Boca, espero poder recuperarme para poder jugar la última fecha del año en Huracán", aseguró Ábila a la salida de la clínica donde se realizó los análisis. Por lo pronto, serán tres semanas afuera de las canchas para el delantero. En el Xeneize lo estarán esperando con los brazos abiertos para la pretemporada de verano.

Cerrar