Barcelona y Alavés se suman al listado de las finales más desiguales

Comentarios()
Getty Images
Ambos se enfrentan en Copa, bajo grandes diferencias, ya sea por historial, tradición o presupuesto económico de los dos contendientes.

OPINIÓN


Barcelona y Alavés afrontan una final de Copa del Rey inesperada a principio de temporada y merecida tras lo mostrado por sendas escuadras durante la competición. Por ello, en Goal nos hemos planteado repasar otras finales que impactaron en su momento por la aparente desigualdad de ambos equipos, ya fuera por historial, tradición o presupuesto económico de los dos contendientes, que no en juego o resultado final.

Todas las noticias sobre el Barcelona

Una de las finales sorprendentes, junto al Mallorca - Recreativo de Copa, o quizás la que más, es la que protagonizaron en 1980 el Real Madrid y el Castilla, en una edición histórica para la entidad blanca y que ya nunca volverá a vivirse, ya que los filiales han dejado de participar en el torneo copero. Esta no es la única inimaginada final para los merengues, porque en 1985 el casi desconocido Videoton húngaro fue el último rival del Real Madrid después de una dura travesía por la Copa de la UEFA que había tenido complicadas eliminatorias previas como Inter, Tottenham o Anderlecht

En cuanto a los rivales de la final de este año en el Calderón. No es la primera vez que culés y vitorianos son parte del guión de un encuentro teóricamente desigual. No en vano, los azulgranas afrontaron una final de Copa de Europa con todo a favor y que se volvió en su contra. Fue en Sevilla, en 1986 ante el Steaua, en una cita que parecía escrita para el Barcelona, gran favorito aquella noche, y que terminó con el título marchándose a Bucarest tras una nefasta tanda de penaltis por el lado catalán. Este tropiezo recordaba al cometido en Basilea contra el Slovan Bratislava en la Recopa de 1969, donde siempre fueron a remolque del cuadro checoslovaco para ver cómo se evaporaba la posibilidad de estrenarse en Europa.

La otra cara de la moneda es el Alavés, quien por su parte reeditará el rol de revelación de un torneo, papel que interpretó magistralmente en la recordada final de Copa de la UEFA de 2001 ante el Liverpool, donde forzó la prórroga ante el coloso ‘red’, poniéndole contra las cuerdas en varias ocasiones, aunque el campeón concluyera el combate en pie y con los brazos levantados, mientras los vascos emulaban el papel de Sylvester Stallone en Rocky y recibían elogios pese a la derrota, casi más que el propio vencedor del certamen.

Las goleadas más importantes de la historia de LaLiga

Ahora, más de una década después, tanto Barcelona como Alavés quieren terminar la temporada con un título. El Rey de Copas ante el novato en finales en el torneo del K.O., aunque, como hemos visto, ambos saben de sus posibilidades y de las cartas que pueden mostrar, porque no es la primera final chocante que disputan y saben que muchas veces se puede sacar rédito ante tanta aparente singularidad. 

Cerrar