Atlético Nacional, complicado: referentes que se van, contrataciones que no llegan y tensa espera

Comentarios()
GettyImages
La hinchada del Verdolaga se empieza a impacientar por la demora de las directivas para armar el equipo para la temporada 2018.

El presente en Atlético Nacional no es color de rosa como en las últimas temporadas. Los malos manejos administrativos, los resultados deportivos del semestre pasado y los grandes cambios en la plantilla tienen prendidas las alarmas en el Verdolaga. 

Y es que el conjunto paisa está pasando por un momento de transición que le está afectando más de la cuenta, sobre todo en su relación con la hinchada, que ha demostrado su inconformismo en las gradas y con mensajes fuertes contra las directivas. 

Protestas de hinchada de Atlético Nacional

El problema principal radica en la salida de los grandes referentes de las institución, como Alexander Mejía, Miguel Borja y Franco Armani, entre otros, y que los pocos que han llegado no han llenado las expectativas. 

Además, para la temporada 2018 el verde no ha confirmado un solo refuerzo. Lo hizo hace una semana con Gio Moreno, pero el fichaje se terminó cayendo, creando una falsa expectativa entre los seguidores verdes. 

El artículo sigue a continuación

Otra gran crítica de la hinchada paisa pasa por el futuro de Dayro Moreno, goleador del equipo en 2017, quien no ha confirmado su continuidad con el club, pese a tener un acuerdo con éste. El delantero tolimense no viajó a la pretemporada en Estados Unidos, lo que ha aumentado los rumores de su salida. 

Atlético Nacional afrontará la Florida Cup con la nómina más regular de la última década. Entre los viajeros apenas se destacan los nombres de Macnelly Torres y Alexis Henríquez, dos referentes que ya van de salida. De resto son jugadores que no marcaron diferencia el año pasado y algunos juveniles que apenas empiezan su carrera. 

El Verde es el equipo que menos se ha reforzado en el FPC y en dos semanas arrancará en firme la temporada con el clásico con Millonarios en la Superliga Águila. El cuadro de Almirón está contra las cuerdas para poder armar un equipo competitivo si no quiere pasar el mismo fiasco de la pasada Copa Libertadores y de la era Lillo. Están advertidos. 

Cerrar