Noticias En vivo
México

El aspecto físico, el gran pendiente histórico entre los mexicanos en Europa

17:52 ART 4/9/19
Mexicanos en Europa
Trabajar el físico en el futbol moderno resulta casi tan importante como la técnica y la táctica.

Dentro del planeta futbol, no existe nada más exigente que militar en el balompié de Europa. Durante los últimos años han aumentado las exportaciones de los jugadores mexicanos, entregando todo tipo de resultados de esta experiencia. Algunos han logrado destacarse, mientras otros pasaron sin pena ni gloria y finalmente, hay elementos que quisieran borrar de la mente su expedición.

Sobresalir en Europa es algo que no solo se consigue con talento. No existe con claridad una fórmula establecida, pero sí ciertos elementos indispensables a laborar que facilitan la tarea. La disciplina táctica, el trabajo duro, el estudio de los rivales, la adaptación al entorno y el crecimiento físico son algunas de las claves, y que solo algunos han podido cumplir.

Aunque gracias a la diversidad racial y el contexto histórico México es un país sumamente diverso en complexiones y alturas de su población, es un hecho que a lo largo de los años se ha presentado un problema constante en el físico de los jugadores aztecas, que no llegan a Europa totalmente desarrollados y sufren en los primeros meses.

Los clubes europeos rápidamente identifican esta área de oportunidad, creando programas que combinan lo técnico-táctico con el trabajo en el gimnasio. Héctor Herrera, Chicharito, Raúl Jiménez y Andrés Guardado son algunos de los jugadores que supieron desarrollarse correctamente, ganándose oportunidades gracias al compromiso que tuvieron y cómo mejoraron sus cuerpos para competir mejor.

El forcejeo, la fuerza para realizar sprints y la resistencia para disputar hasta tres cotejos a la semana son el pan de cada día en el futbol de Europa. La ley de supervivencia aplica al máximo, y los elementos más aptos son los que logran competir correctamente.

TODOS LOS MEXICANOS QUE JUEGAN EN EUROPA

Un caso puntual es Diego Lainez. El canterano americanista llegó al futbol europeo representando uno de los prospectos más emocionantes del futbol mexicano, gracias al talento que tiene en las piernas. Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas para Lainez, pues cuando no logra superar a sus adversarios por habilidad, es fácilmente desplazado.

En el Betis lograron notar ese punto fino, según reveló este verano el directivo Ramón Alarcón en entrevista para Mediotiempo. "Ha trabajado mucho el físico. Diego está mucho más fuerte de cuando llegó, para tratar de aguantar los choques que hay en el futbol europeo, que al principio le costaba", dijo.

El problema viene de raíz, y desde los clubes mexicanos los preparadores físicos deberán detectar desde un inicio qué jugadores tienen proyección y necesitan dedicar horas extra en las máquinas y las pesas. La clave para destacar en Europa no es solo el talento.