Arthur se siente más comodo en Brasil: "Tite me da más libertad"

Comentarios()
Pedro Martins/Mowa
El mediocampista del Barcelona cree que Valverde le pide jugar demasiado arriba y él se considera más un constructor

Arthur Melo pasa por ser una de las mayores esperanzas del Barcelona. En su primera temporada de azulgrana ha tenido luces y sombras, con partidos excelentes en los que la afición salía encantada con su desempeños y otros más grises. También tuvo largas temporadas en el banquillo, por decisión técnica o por lesión. Terminó la temporada con los problemas finales del club y ahora, en Brasil, donde está para disputar la Copa América, hace balance. 

No le ha gustado demasiado al jugador, sobre todo cuando entra en escena la comparación con su selección. En Brasil tiene un cambio posicional que es más de su gusto. "Lo principal es que participo de la construcción del juego más adelante en el Barça. En la selección tengo más libertad para retroceder y construir la jugada. Creo que es la mayor diferencia", explicó el mediocampista. 

"Tite me dio más libertad para buscar el balón más atrás. En el Barcelona no tengo esa libertad. Allí tengo que recibir más entre líneas y llegar más al ataque", comentó Arthur, que tiene la difícil tarea de interpretar las esencias del club en un entorno que cada vez se parece menos estilísticamente al equipo de los años anteriores.

Él, teóricamente, debe ser el sucesor de Xavi, un interior que asegure todos los pases y que vertebre el juego. Eso mismo, en su opinión, es lo que hace con la 'verdeamarellha', pero ese primer pase en el Barça le ha correspondido en los últimos años a Busquets y ahora le surge una nueva competencia para esa función, pues Frenkie de Jong también es un constructor de juego. 

El artículo sigue a continuación

Su análisis, en todo caso, es algo sorprendente, porque aunque el año de Arthur ha sido bastante bueno, no se ha destacado por su poderío en la zona ofensiva. La satisfacción por su rendimiento ha estado dada por la construcción, por su fluidez, porque aunque Valverde le haya pedido jugar más arriba y filtrarse entre líneas, él solo ha hecho dos asistencias y no ha marcado ningún gol, una estadística que lleva a pensar que no ha sido decisivo en esas cuestiones que él dice que le pide su técnico en Barcelona.

 

 

Cerrar