Albert Stubbins, el futbolista al que los Beatles hicieron famoso

Comentarios()
Un ídolo del Liverpool de los 50 es la única referencia directa al fútbol que jamás realizaron los Fab Four en los doce álbumes que publicaron.


LA INTRAHISTORIA

Es la única referencia directa que The Beatles tuvieron con el mundo del fútbol. A pesar de que cada uno de ellos profesaba su propia fe balompédica, desde los inicios de su carrera el que fuera su agente, Brian Epstein, les aconsejó no significarse demasiado en este aspecto para evitar herir sensibilidades y mantener viento en popa su ascenso hasta la cima del mundo del espectáculo. Pero antes había que conquistar el Reino Unido y si el fútbol podía entorpecer, mejor dejarlo de lado. Era una norma no escrita en el seno de la banda que John, Paul, George y Ringo siguieron al pie de la letra y que solo se saltaron en una sola ocasión para recuperar la memoria de Albert Stubbins, un tipo que había jugado en el Liverpool y que se había retirado en 1954.

Fue en 1967 en motivo de la publicación del que fue su octavo álbum, el legendario Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band y su no menos famosa portada en la que aparecen personajes de diferentes ámbitos acompañando a los Fab Four, que desafían a la cámara encarnando a la banda del Sargento Pepper, una especie de alter ego de la banda con la que querían sorprender al mundo.

Y lo hicieron, vaya si lo hicieron. No en vano este disco está considerado como uno de los más influyentes de la historia del rock y su portada, es también una de las más reproducidas e imitadas de la historia. Así, junto a Marlon Brando, Marilyn Monroe, Edgar Allan Poe, Bob Dylan, Marlene Dietrich y otras personalidades históricas aparece Stubbins, semicubierto por el sombrero de George Harrison.

Según ha recordado Neil Aspinall, el que fuera road manager del cuarteto de Liverpool, fue John Lennon, el único beatle que era seguidor declarado de los 'reds', quien propuso contar con Stubbins en tan inolvidable portada. "Estábamos en el estudio y hubo sugerencias curiosas pero John no paraba de hablar sobre Albert Stubbins y nadie sabía quien era". Excepto Paul McCartney. El bajista sí sabía quiñen era Stubbins y que, como buen seguidor del Everton, prefería a Dixie Dean, un ídolo de los 'blues' en los años veinte y treinta. Sin embargo acabó pesando más la opinión de Lennon.

Básicamente porque Stubbins, como ellos, era nativo de Liverpool y Dean no. Años después, no obstante, Paul le enviaría una misiva agradeciéndole sus años de fútbol a pesar de que lo hiciera ante el equipo rival, el Liverpool. Nunca más volvieron a hacer referencia alguna al deporte rey. Eso sí, a Stubbins le hicieron inmortal.

Cerrar