¿A Boca le convenía Centurión?

Comentarios()
Getty Images
El Xeneize desistió de comprar la ficha del 10, una de las figuras del último título. Su falta de disciplina inclinó la balanza.

Que Ricardo Centurión fue una pieza clave para el Boca campeón está fuera de discusión. Es el distinto. El que da el salto de calidad de la mitad para adelante. El único que por momentos puede cambiar un resultado. Es por eso que Guillermo Barros Schelotto había insistido tanto por su continuidad. Es por eso que los dirigentes le iban a dar el gusto y desembolsar una millonada. Sin embargo, todo cambió con un nuevo conflicto en un boliche de Lanús y el 10 se queda afuera del equipo 2016-17, con duras críticas para la dirigencia y, sin mencionarlo, para el DT que lo bancó hasta donde pudo.

La postura del DT estaba firme desde el primer momento hasta el sábado: "Desde lo deportivo, queremos que se quede. Tiene que mejorar algunas cosas en lo privado, pero estamos contentos con él. Ha sido muy profesional, la gente lo quiere. Es un chico fantástico y lo veo entusiasmado", decía . Durante el ciclo del Mellizo, estuvo desde el inicio en 15 ocasiones e ingresó desde el banco cinco veces . En el 2017 fue cuando asentó su titularidad, ante la ausencia de Carlos Tevez. Allí, se ganó su lugar como su reemplazante, además de heredar la '10'. Sin embargo, a lo largo del año jugó solo siete cotejos de las 14 jornadas que se llevan disputadas .

Un desgarro en el isquiotibial derecho y  dos esguincesuno en el hombro ante Banfield en la primera fecha -que lo dejó afuera del partido ante Talleres (fue derrota 2-1 en La Bombonera)-  y otro en la rodilla durante un entrenamiento -que lo alejó de las canchas durante tres semanas- , fueron las tres lesiones del '10' entre marzo y mayo.

Gago Centurion PS

La importancia de Centu se traslada directamente en los números y por eso es tan preocupante la frecuencia de sus malestares físicos. Sin él, el Xeneize consiguió 11 puntos de 18 (un 61,1% de efectividad), mientras que con él en césped obtuvo 44 de 60 (un 71% de efectividad) . Fueron 13 triunfos, cinco empates y solo dos derrotas. Además, convirtió siete goles que le permiten ser uno de los máximos anotadores del ciclo del Mellizo y de los cuales cuatro fueron determinantes: le hizo el 1-0 a Sarmiento, el 1-0 y el 3-1 a Colón, el 2-0 a San Martín de San Juan (terminó 2-1) y el 2-0 en la goleada por 4-0 ante el Tiburón.

Pero el combo Centu era mucho más que gambetas y lesiones. Las constantes polémicas extrafutbolísticas fueron cada vez más frecuentes y lo pusieron en el ojo de la tormenta. La dirigencia se plantó este lunes con una serie de cláusulas que cerraron la negociación con el 10 afuera. Y Guillermo terminó de cansarse. Porque a Boca le convenía tener al jugador pero no a la persona.

Cerrar