A Louis Van Gaal todavía le dura la bronca después de la eliminación del Mundial a manos de Argentina. El seleccionador holandés entiende que debe enfocarse en el partido por el tercer puesto, mañana ante Brasil, pero sin embargo no puede dejar de hablar del encuentro que se definió por penales, del cual admitió que dos de sus jugadores se negaron a patear.

"Pedí a dos jugadores antes de hacerlo con Vlaar, pero ellos se negaron. Vlaar terminó siendo la mejor opción, aunque infelizmente terminó fallando el penal", dijo el entrenador, según publicó el diario Clarín.

Vlaar fue uno de los dos holandeses a los que Sergio Romero le atajó el penal, clave para que Argentina ganara 4-2 en la definición.

El entrenador del Manchester United también admitió que tenía la intención de cambiar al arquero Cillessen por Tim Krul, como había hecho ante Costa Rica antes de los penales, pero que no pudo porque debió hacer las tres modificaciones durante los 120 minutos.

Holanda jugará mañana ante Brasil, en Brasilia, para ver quién se queda con el tercer puesto, un premio consuelo que entrega la Copa del Mundo.