Brasil difundió las cifras del gasto para el Mundial

Entre tantas protestas de la población brasileña, el Gobierno rindió cuentas de lo invertido para la Copa del Mundo. El total asciende a 10.600 millones de dólares.
El Centro Abierto de Medios de Río de Janeiro brindó información oficial sobre la inversión de Brasil en la Copa del Mundo. Los reclamos son constantes porque desde que la sede fue otorgada a los brasileños en 2007, el presupuesto se incrementó prácticamente al triple.

Las inversiones totales superaron los 10.600 millones de dólares, de los cuales 3.600 millones fueron destinados a los 12 estadios de la Copa, quizás uno de los puntos más cuestionados. ¿Para qué construir o remodelar 12 si la FIFA exige diez? Además, se teme que algunos de ellos, como el de Manaos o el de Natal, no sean de mucha utilidad al finalizar la Copa.

La mitad del dinero para refaccionar los estadios salió de los Gobiernos estatales, municipales y empresas privadas, mientras que los otros 1.800 millones de dólares fueron prestados por el BNDES –Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social–, que, según la organización, es el de menor tasa en el país.

El resto de los fondos fueron destinados a otro tipo de infraestructura: 3.600 millones en movilidad; 2.850 millones en aeropuertos, 850 millones en seguridad, 270 millones en puertos, 180 millones en telecomunicaciones, 90 millones en turismo y otros 90 millones de la moneda estadounidense en otras instalaciones.

De todas las obras realizadas, quizá las que más puedan aprovechar los brasileños sean las referidas al transporte y movilidad. Se han creado 17 nuevos corredores, se reformaron 21 aeropuertos y se construyeron cinco estaciones terminales de trenes y metros.

Respecto al turismo –necesario para recuperar la inversión–, se especula con que 3.7 millones de personas recorrerán Brasil durante el Mundial, de las cuales 3.1 millones serán ´locales´, mientras que esperan a 600.000 extranjeros. Los organizadores esperan que el gasto ascienda a 950 millones de dólares en hoteles, 400 millones en alimentos y 375 millones en comercios.

Otro punto importante –y muy cuestionado–, es el de los puestos de trabajo que se crearon para el Mundial. Se indicó que 200 mil empleos deberían generarse sólo en el área de turismo, aunque muchos creen que serán trabajos temporales y no permanentes.

Por último, siempre siguiendo los datos oficiales, hay expectativas de recuperar totalmente lo invertido y hasta superarlo. La prensa en general y muchos brasileños no confían en estos números, pero estiman ganar 13.500 millones de dólares con el Mundial. ¿Será así?