Santo Ciclón

Jorge Bergoglio, el nuevo Papa, es hincha y socio de San Lorenzo de Almagro, un club que al parecer siempre está ligado a la Iglesia.
Definitivamente el apodo no es casual. Cuervos, uno de los modos de referirse a San Lorenzo de Almagro, no viene del ave sino de la manera popular de referirse a los sacerdotes de la Iglesia Católica, cubiertos totalmente con las sotanas negras. También por eso, aunque está en desuso, al club porteño se lo conoce como "Los Santos".

Originalmente estas apelaciones surgieron del hecho de que el fundador del cuadro azulgrana fue un párroco, Lorenzo Massa. Este hombre de la orden salesiana ofreció el Oratorio de San Antonio a los chicos del barrio porteño de Almagro que jugaban al fútbol en la calle. La asamblea fundacional del club le dio a la institución el nómbre del cura, pero éste se negó por modestia, aunque luego aceptó el nombre como homenaje al santo del mismo nombre y a la Batalla de San Lorenzo.



De esta humilde relación, el club presidido por Matías Lammens ahora pasó a estar vinculado con la máxima autoridad de una de las instituciones religiosas más importantes del mundo. Es que Jorge Bergoglio, el flamante Papa Francisco I, es hincha y socio del Ciclón. Según consta en su carnet (foto), la condición de "activo simple" se remonta al 12 de marzo de 2008, poco antes del cumpleaños número 100 del club. Sin duda, el obispo de Buenos Aires aprovechó una ocasión tan especial para rubricar en el papel el sentimiento de su corazón.

FOTOS: Twitter oficial de San Lorenzo - @SanLorenzo