A partir de 2016, árbitros extranjeros para los clásicos coperos

Marconi, titular del SADRA, se refirió a la polémica en torno a la designación de Darío Herrera para el Superclásico y a los arbitrajes en próximos clásicos coperos.

Pasan los días y crece la expectativa por el segundo Superclásico que se viene por los octavos de final de la Copa Libertadores, cuyo principal foco de polémica es la designación de Darío Herrera, quien hará su debut internacional y dirigirá por primera vez un Boca-River. Respecto al juez neuquino y a los posibles futuros clásicos a nivel internacional se refirió Guillermo Marconi, secretario general del Sindicato de Árbitros Deportivos de la República Argentina (SADRA).

"No es lo ideal que Herrera dirija Boca-River por la falta de experiencia que tiene. A futuro sera un gran árbitro", dijo Marconi en declaraciones al programa Un Buen Domingo de Radio La Red, y aclaró: "Tanto River como Boca estuvieron de acuerdo que dirija Herrera. El que propuso a Herrera fue Boca, pero River estuvo de acuerdo".

Además, Marconi confirmó que, para evitar este tipo de polémicas, a partir de 2016, los clásicos argentinos correspondientes a competencias de Conmebol serán dirigidos por arbitros extranjeros. De esta manera, la AFA aplicaría, en parte, lo que indica el reglamento de la Copa Libertadores en su Artículo 13º, el cual determina que en caso de que "se enfrenten dos clubes de una misma asociación nacional, los árbitros designados serán de la lista de FIFA del mismo país", aunque "a pedido de uno de los clubes, avalado por la asociación nacional, podrá designarse una terna de árbitros extranjeros de la lista internacional de FIFA, a criterio de la Comisión de Árbitros de la CONMEBOL".