thumbnail Hola,

El colombiano Duván Zapata es el más destacado en Estudiantes a pesar de la floja campaña del Pincha. En diálogo con Goal.com contó sus sensaciones, deseos y habló de su futuro.

Tiene un porte imponente y se hace valer en el campo. Es un auténtico luchador del área. Tiene apenas 22 años y un hambre de gloria que lo hace diferente. Duván Zapata, el hombre por el que apostó Estudiantes, de La Plata, tiene un potencial que parece no tener límite. Más allá del momento que atraviesa el equipo platense, el delantero colombiano se distingue por su presencia. Habla con una humildad que también lo transforma en un producto de exportación, es por eso que ya se habla que España, Alemania e Inglaterra lo tienen bajo la lupa.

Comenzó a caminar en el universo profesional de la pelota en América de Cali y sus buenas actuaciones allí, más la buena tarea en el torneo Esperanzas de Toulon 2011, le permitieron el desembarco en Estudiantes. Pero no todo fue sencillo: “Cuando recién llegué me fracturé el peroné y eso me alejó de las canchas durante varios meses; después, me desgarré dos veces y por eso perdí muchos partidos. Por suerte pude recuperarme bien y eso se refleja en mi rendimiento”, dice Zapata, uno de los hombres que fue determinante en la primera victoria de Estudiantes en el torneo Final 2013, ante Boca, por 1-0, en La Plata.

-¿Te costó la adaptación al fútbol argentino?

-La verdad es que al principio no fue fácil, a medida que pasaron los meses me fui adaptando a este fútbol tan distinto al colombiano. Tiene muchas cualidades que no tenemos en Colombia.

-¿Jugar en la Argentina fue una apuesta para después saltar a Europa?

-Sabía que venir acá era un gran desafío. Sabía que de tener continuidad y hacer las cosas bien, iba a crecer como futbolista y se me iban a abrir oportunidades en otra clase de equipos a nivel internacional. Pero el primer objetivo fue evolucionar como jugador y consolidarme en Estudiantes.

-Se habla de que tu futuro está en Europa, ¿hay alguna liga que te gusta más que otra?

-Miro todo el fútbol de Europa: Alemania, España, Italia, Francia, Inglaterra. No tengo preferencia por alguna. Mi sueño es llegar al fútbol de Europa, eso es lo que pienso más allá de qué liga sea.

-¿La liga Argentina es más dura de lo imaginabas?

-Al llegar acá pensé que iba a ser muy difícil todo, pero por suerte, en Estudiantes me ayudaron mucho para que todo se me haga menos complicado.

-¿Cuál es la principal diferencia entre la Liga de Colombia y la Argentina?

-La intensidad y la marca que es más agresiva. En Colombia hay un tiempo más para pensar la jugada, acá te demorás un segundo y te sacan el balón. Eso es lo más marcado.

-Encontrarte con Verón, ¿cómo fue?

-Había muchas ofertas de varios equipos para ir a jugar, pero saber que estaba Seba (por Verón) influyó en mi determinación final de venir a Estudiantes. El tenerlo cerca como compañero, era como un premio muy grande. Compartir un vestuario y la cancha con él, era una oportunidad que me estaba brindando el fútbol y debía aprovecharlo.

-¿Te habla? ¿Te aconseja?

-Siempre me ayudó. Cuando dejó el fútbol siguió ayudando a todo el grupo y ahora que quiere volver, está más presente que nunca. Y si vuelve sería lo mejor para este grupo.

-¿Hay algún jugador al que mirás para aprender?

-En Europa hay muchos. Mario Gomez, Drogba, Ibraimovich, que para mí es el mejor centro delantero que existe. Siempre miro ese tipo de delanteros y me fijo qué me puede servir de ellos para mi juego.

-Cuando se habla de que Mallorca, Schalke 04 o Wigan, te buscan, ¿qué sentís?

-La verdad es que, a nivel personal, siento un gran orgullo. Es que para que todo esto sucediera uno pasó por muchas adversidades. Uno para cumplir sus sueños tiene que intentar salir adelante. Es por eso es que tengo ganas de seguir haciendo bien las cosas, por mí y por el bien de mi familia.

-Es decir, ese auténtico peleador que vemos en el campo de juego, ¿también es en la vida?

-Por ahí, se me caracteriza por ser potente y fuerte, pelear arriba muchas veces solo. Pero también en la vida me han tocado pasar adversidades que he podido superar y hoy estoy en una situación que siempre soñé. Estoy en Estudiantes y eso para mí es importante, porque es una institución que hoy por hoy me ha dado todo.

Artículos relacionados