Kranevitter y todos los cincos de la Selección

Después de tres mundiales con hegemonía de Mascherano, contra Paraguay, el volante central de River ocupó ese lugar.

Nadie fue lo que es Javier Mascherano, pero esto no es necesariamente una carta de despedida. En 2003, Marcelo Bielsa estaba en su segundo ciclo dentro de la Selección y empezaba a preparar al equipo para una nueva Copa América, que se realizaría el año siguiente. En un amistoso en el que se abrían las puertas del estadio Único de La Plata, en un cruce contra Uruguay que terminó 2-2, el Loco hizo de las suyas y, aunque el pibito de 19 años ni siquiera había debutado en su club, hizo debutar a Mascherano, que nunca más dejaría el puesto de volante central de la Selección hasta convertirse -hasta ahora- en el cinco con más mundiales encima -jugó de titular en 2006, en 2010 y en 2014-. Ahora, mientras circulan rumores de que quiere estirar lo máximo posible su participación en el fútbol europeo para no perder ritmo y no perder chances para Rusia 2018, después del partido en Eliminatorias contra Paraguay, por primera vez, se vio a su heredero: Matías Kranevitter.

Kranevitter, volante central de River campeón de la Libertadores, futuro patrón del mediocampo de Atlético de Madrid, próximo pupilo de Diego Simeone -otro mediocampista central mundialista-, ingresó al equipo tras una lesión de Lucas Biglia y se paró como segundo centrocampista, al lado justamente de Mascherano. Apenas Fernando Gago fue otro de los que pudo ocupar ese lugar al lado del Jefecito, hombre clave en la última década de la Selección. Pero Kranevitter aparece como un cinco que da confianza en la marca y en el juego: de hecho, en el último amistoso de Argentina previa a las Eliminatorias, Martino llegó a probar con Kranevitter de cinco y Mascherano de defensor central, como lo hace en Barcelona.

En esta lista de herederos, la Selección argentina, revisando todos los mundiales, se muestra como una logia de volantes centrales que fueron ocupando el puesto, tratando de estar lo máximo posible en ese lugar. Mascherano tiene el récord de haber jugado tres, pero detrás de él hay otros que sumaron muchas participaciones, como Sergio Batista -en 1986 y 1990-, como Américo Gallego -1978 y 1982- o como Simeone -1998 y 2002, siendo titular en 1994, aunque jugando de volante por derecha-.

La lista de los volantes centrales de Argentina en los mundiales es:

1930: Luis Monti, quien jugaba en San Lorenzo, y cuenta con un récord muy particular de haber llegado a dos finales de Mundiales jugando para dos equipos distintos, primero con Argentina y luego con Italia.

1934: Constantino Urbieta Sosa, quien jugaba en Godoy Cruz, oriundo de Luque (Paraguay) pero naturalizado argentino, quien -según el libro "Argentina en los mundiales" de Javier Tabares y de Eduardo Bolaños- jugó un partido de mediocampista central en esa Copa del Mundo.

1958: Norberto Pipo Rossi, de River, ya con 33 años, fue el patrón del mediocampo de la Selección.

1962: El Toto Lorenzo improvisó a Federico Sacchi como volante central del equipo. En el banco de suplentes tenía a un joven Antonio Rattín a quien puso de volante por derecha en un partido contra Inglaterra para frenar a Bobby Charlton.

1966: Rattín, en este caso, fue el patrón de la mitad de la cancha.

1974: Roberto Telch, histórico volante central de San Lorenzo, fue el mediocampista central de aquel equipo, quien un día llegó a relatar que, en aquel Mundial, cuando Argentina fue goleada por la Naranja Mecánica, quería que el partido se siguiera jugando para seguir viendo a Johan Cruyff.

1978: Américo Gallego fue el elegido por César Luis Menotti para controlar el mediocampo de un equipo que atacaba muchísimo y dependía del despliegue y del quite del Tolo.

1982: Gallego, una vez más, fue el elegido por Menotti.

1986: Sergio Batista fue el volante central del equipo de Diego Maradona que ganó el Mundial. Detrás del gigante 10, éste cinco era un jugador tan fino como férreo en la marca.

1990: El subcampeonato del mundo también tuvo a Batista como volante central.

1994: Aunque este fue el debut mundialista del Cholo Simeone -jugaba de volante por derecha-, el lugar de mediocampista central quedó para quien, según muchos dicen, fue el mejor de la historia: Fernando Redondo.

1998: Simeone, una vez más, aparecía como mediocampista en Argentina, aunque compartía ese espacio con Matías Almeyda. Además, en aquel equipo de Daniel Passarella, Juan Sebastián Verón, muchas veces, aparecía en esa posición.

2002: Simeone comenzó siendo el volante central del equipo de Bielsa, pero para el tercer partido, contra Suecia, Almeyda fue quien se quedó con el puesto.

2006: Fue el inicio de la era Mascherano, que, pese a que era joven, fue el elegido de Pekerman para esa posición.

2010: Maradona, antes del Mundial de Sudáfrica, llegó a decir: "Mi equipo es Mascherano más diez". El Jefecito ya era dueño del puesto.

2014: En Brasil, el equipo de Sabella tuvo a Mascherano como volante central principal, aunque en los partidos cambiaron Gago y Biglia su participación como segundos mediocampistas.