Bielsa, la heladerita y el café: una combinación peligrosa

Un asistente le apoyó la bebida en la heladera que el Loco usa para sentarse, el entrenador no lo vio cuando fue a sentarse y... Las imágenes lo dicen todo.

La heladerita sobre la que Marcelo Bielsa se sienta para ver los partidos de su Olympique de Marsella ya es un ícono en Marsella. La semana pasada, la revista France Football hizo en su portada un fotomontaje en el que se puede ver una estatua del Loco en su improvisado asiento y en las redes sociales, los hinchas se fotografían sentados  en sus propias conservadoras mientras observan los partidos. El café que se toma el entrenador en los segundos tiempos también ya es una imagen recurrente. Pero una bebida caliente y una heladera no deben juntarse nunca. Y el DT lo aprendió de la peor manera.

En la victoria 2-0 del OM sobre Toulouse, Bielsa no se llevó su café al banco, sino que se lo acercó uno de sus asistentes. Pero el ayudante no le dio el vaso en la mano, sino que lo apoyó en la heladera mientras el técnico daba indicaciones. El problema fue que el Loco nunca se enteró. Y se sentó directamente. A juzgar por el salto que pegó cuando aplastó la copa descartable, la bebida estaba bastante caliente.