Villarreal 0-0 Espanyol: El Submarino se atasca en casa
La defensa blanquiazul brilló con luz propia, y el desborde de Castillejo no fue suficiente para alterar el marcador.

Empate sin goles entre Villarreal y Espanyol, en un encuentro marcado por la igualdad. Los de Escribá fueron incapaces de superar la muralla catalana y, con sus dos puntas anulados, dependieron de la inspiración de Samu Castillejo para generar peligro. Quique repitió el once de la pasada jornada y los suyos respondieron la confianza con intensidad defensiva hasta el pitido final.

ASÍ ESTÁ LA CLASIFICACIÓN DE LALIGA

Ambos equipos cumplieron con los pronósticos que vaticinaban un encuentro igualado. En la primera parte la escasez de ocasiones se hizo manifiesta, con la salvedad de un gol anulado a Rodri por falta y un posible penalti de Javi Fuego sobre Castillejo en el que el atacante exagera la caída. El conjunto catalán se valió de Darder para tratar de llegar al área, y a los veinte minutos generó la ocasión más clara: un remate de cabeza de Hermoso al saque de esquina que Barbosa despejaría en la estirada.

Aunque el Villarreal llegó a encadenar tres disparos a puerta, se dio la paradoja de que el Espanyol mantuvo controlado a su rival aún con menor producción ofensiva. Lo hizo a través de la desactivación de Bacca y Bakambu; ambos delanteros retrasaron demasiado su posición e incluso se cargaron de tarjetas, lo cual obligó a Samu Castillejo a moverse entre líneas para desatascar. A partir de ahí, un remate lejano de Trigueros y otro raso de Bakambu inquietaron la portería de Pau López.

El artículo sigue a continuación

Sin que el inicio de la segunda parte cambiara el guión, el Espanyol mantuvo la intensidad y dio una marcha más al ataque, con un Gerard Moreno que empezaba a entenderse con sus extremos. No obstante, Piatti y Baptistao fueron sustituidos por perfiles más defensivos y el “submarino” aprovechó la circunstancia para venirse arriba con Roberto Soriano (de regreso tras su lesión) y Enes Ünal.

Ninguno de los reemplazos fue suficiente para que el Villarreal rompiese el muro blanquiazul formado por David López y Hermoso, de modo que Pablo Fornals tuvo entrada en los últimos diez minutos. A cinco minutos del final, Castillejo trató de aprovechar una transición iniciada por el castellonense, pero después de recortar a Aarón fallaría en la ejecución: un chut raso detenido por el guardameta.

Ya con el tiempo cumplido, el Espanyol estuvo a punto de dar un susto por mediación de Javi Fuego, dubitativo con la pelota muerta en el área chica. Rápidamente Barbosa envió un balón largo para el contragolpe, de nuevo con Castillejo pegado a la banda. Sin embargo, Ünal no llegó en plancha a rematar su centro al segundo palo. Ahí terminó todo. El reparto de puntos fue más que justo.

Comentarios ()