El Valencia vuelve a coger ritmo gracias a Munuera Montero
Zaza y Parejo contrarrestan el gol de Aspas y le dan la victoria a los che frente al Celta gracias a un penalti muy polémico a diez minutos del final.

Se trataba de ver si el Valencia era capaz de recuperarse de su primer traspié de la temporada tras su derrota en Getafe por 3-1. Marcelino García Toral le dio toda la confianza a los jugadores repitiendo exactamente la misma alineación frente a un Celta que llegaba a Mestalla décimo pero con la moral por las nubes al arrancarle un empate al Barcelona por 2-2. Las dudas podían haberse disipado al minuto 2 cuando Rubén Vezo estampaba con fiereza el balón al poste el primer saque de esquina del partido a favor del Valencia. O incrementado si, en esos primeros instantes vistosos para el espectador, Pione Sisto con la colaboración  de Iago Aspas, hubiera estado más atinado en sus intentonas.

ASÍ QUEDÓ LA CLASIFICACIÓN DE LALIGA

Simone Zaza, en sequía goleadora desde el 28 de octubre, le ha dado ocho puntos al Valencia en esta liga. Los mismos que Rodrigo Moreno. Suya y de Carlos Soler fueron las mejores acciones individuales cuando el Valencia retomó el pulso del encuentro. La primera sobre la cal, la segunda en un alarde de potencia, la primera se topó con la mano de Rubén Blanco, la segunda con el lateral de la red. Gayá también lo probó pero comprobó que el de Mos estaba caliente despejando a corner el remate franco del lateral. Dicho saque de esquina volvió a ser botado por Dani Parejo, al primer palo, para que el italiano se quitase el ansia con solo poner la cabeza y facilitarle, a posteriori, dos puntos a los de la Capital del Turia. Es el jugador de esta liga más decisivo al regalarle a su equipo diez puntos.

El artículo sigue a continuación

Zaza Andreas Celta Valencia LaLiga

El Valencia por delante, ya se veía imparable como ya ha demostrado en este curso. Antes tenía que lidiar con la reacción inmediata del Celta que quería recuperar el terreno perdido cuanto antes tal y como sucediera la última jornada en el Camp Nou. Lo probó Daniel Wass y, sobre todo, Iago Aspas en plancha tras una buena individualidad de Pione Sisto encontrándose con la gran palomita de Neto. El de Moaña, que venía de marcar ocho goles en sus últimos siete partidos de liga, se presentaba en la Capital del Turia dispuesto a demostrar que él es el español con más goles del año (17) y que tiene más opciones de ir a Mundial que Rodrigo Moreno. Y a fe que lo demostró. Fue tras el descanso. Iago Aspas se aprovechó de muchos rechaces y la enésima jugada de Pione Sisto por la izquierda para colocar el definitivo empate en el marcador.

A partir de entonces, el juego se embarulló. Toda la riqueza del primer tiempo quedó anulada en el segundo. Los cambios tácticos y la suspicacia del colegiado a las protestas de caídas dentro del área (tres en la del Valencia y una en la del Celta) contribuyeron a que las ocasiones hasta el final brillasen por su ausencia hasta que Munuera Montero se cansó. En el menos penalti de todos, decretó pena máxima en una caída de Nacho Gil que se desvaneció cuando sintió el toque por detrás del Tucu Hernández. Dani Parejo no perdonó ante su víctima favorita (seis goles, los cinco últimos en sus últimos cuatro enfrentamientos) para llevar el delirio a la Avenida de Aragón que observa como su equipo se repone del primer tropiezo del curso frente a un contrincante, el Celta, que se convierte en el equipo con más puntos perdidos en los últimos diez minutos en la Primera División: siete (junto al Girona), que defenestran a los de Juan Carlos Unzué a la mediocridad de la clasificación.

Comentarios ()