El Sevilla se atasca en Nervión ante el Levante
A pesar de las ocasiones y la superioridad de los andaluces en el segundo tiempo, el equipo granota resistió con el empate.

Sevilla y Levante no podían dejar escapar hoy los tres puntos. Los andaluces llegaban a este duelo con la necesidad de ganar y olvidar cuanto antes la goleada ante el Real Madrid. En el conjunto granota, la situación no era mucho mejor. Perdía ante el Athletic en la jornada anterior lo que reducía la distancia con los puestos de descenso.

ASÍ ESTÁ LA CLASIFICACIÓN EN LALIGA

El artículo sigue a continuación

El Levante fue el primero en dar el primer aviso serio del partido. La mano providencial de Sergio Rico evitaba el gol del conjunto visitante en un remate de Enes Ünal desde el corazón del área. A partir de ese momento, el Levante se crecía y las aproximaciones hacia el área sevillista se incrementaban con el transcurso de los minutos. La siguiente acción daba lugar a un espectacular contraataque de Morales-solo contra el mundo- pero Escudero apareció sobre la línea de fondo para recuperar el cuero. El Sevilla parecía estar aún acusando la derrota del Bernabéu. No fue hasta la media hora cuando los de Berizzo reaccionaron. Primero, fue Ganso el que estuvo cerca de inaugurar el marcador con un cabezazo picadito muy ajustado al palo. Acto seguido, un potente disparo de Sarabia desde la frontal, un zurdazo que acertó a desviar el guante de Oier. Pero los de Múñiz no se arrugaban. A balón parado acariciaron el gol en un extraordinario golpeo de Jason que rechazó la madera. Los balones al palo y las intervenciones de los dos porteros, fueron la tónica de los primeros 45 minutos. En la última acción, Oier y después el poste, lograron que el remate de cabeza de Mercado no se colase entre los tres palos.

La reanudación dejaba el mismo guión del primer tiempo. El Levante continuaba discutiendo la posesión al Sevilla. Los hispalenses comenzaron a volcarse en ataque a pesar de que su rival se cerraba en defensa. El gol no llegaba y Berizzo buscó la reacción con la entrada de Franco Vázquez y Jesús Navas. Ben Yedder tuvo la mejor oportunidad en la segunda parte, un desmarque del franco-tunecino que terminaba en un mano a mano con Oier. El portero volvía a lucirse con otra gran intervención, una más. El equipo valenciano parecía por momentos, conformarse con rescatar un punto del Sánchez Pizjuán, el objetivo en los últimos minutos fue neutralizar todas las llegadas del Sevilla que ya iba a la desesperada.

Y el Levante lo consiguió. Sumó un importante punto en el Sánchez Pizjuán que devuelve el optimismo al club granota. El empate no dejó al Sevilla tan contento, las gradas despidieron con pitos a sus jugadores. La mejor noticia para ellos es el regreso al banquillo de su entrenador, Eduardo Berizzo que contempló otra jornada decepcionante del club andaluz.

Comentarios ()