El desamor generó una aplastante victoria en Sevilla
El equipo de Sampaoli venció 2-0 a Granada y quedó muy cerca de Atlético de Madrid. Por su salida a Argentina, el entrenador andaluz fue silbado.

Jorge Sampaoli encontró aire donde no lo esperaba. Debutará en la Selección argentina contra Brasil de Tite en Australia. La noticia es tan sabida que en el estadio Sánchez Pizjuán, cuando ingresó, el entrenador fue silbado. Las despedidas son dolores: dulces o agrios. Pero justamente con un brasileño encontró la llave para ganarle a Granada y quedar con la misma cantidad de puntos que Atlético Madrid. Ganso la rompió: dos goles para ganar 2-0.

Es cierto que Granada está prácticamente descendido, pero la liga española anda cada vez más loca y Spoting de Gijón, también por irse a la Segunda, le hizo partido hace una semana a Real Madrid. No la pasó bien Sampaoli: su salida es un desamor tremendo. Lo silban, sobre todo, por eso: si quisieran que se marchara, le pedirían que se fuera. Pero no es así. El tercer puesto es, según lo admitido por Monchi, un logro impresionante. 

Sevilla aplastó a Granada. Jugó con las mismas virtudes y los mismos defectos de costumbre: atacó por adentro y por afuera, pero desperdició seis situaciones claras a lo largo del partido. Si hubiera efectividad en el arco rival, estaría todavía en la Champions League y pelearía la liga con Real Madrid y Barcelona. Pero Joaquín Correa, que está en un nivel excelente, no tiene como mayor acierto el arco rival. Tampoco Jovietic.

Llegó a los 65 puntos y sigue teniendo su temporada récord. Quedó con las mismas cifras que Atlético Madrid, pero con un partido más, mientras los colchoneros deben ir a Barcelona a enfrentarse con el Espanyol en el Cornel Prat. 

Comentarios ()