El Sevilla se hace grande y acaba con el sueño del Leganés
En un partido apretado los de Nervión se metieron en la final de la Copa del Rey en la que esperan al Valencia o al Barcelona.

A veces la grandeza no se mide sólo en títulos y finales, si no en la capacidad para levantarte en los peores momentos y eso ha convertido al Sevilla en la última década en un grande. Este miércoles convirtió una temporada irregular en una de ensueño al clasificarse para la final de la Copa del Rey.

Los de Nervión ya esperan rival entre Barcelona y Valencia tras vencer este miércoles al Leganés por 2-0 gracias a los goles de Correa y Franco Vázquez en un partido trabado gracias al genial trabajo defensivo de los pepineros. El Lega se empeñó en demostrar que no estaba de paseo en estas semifinales y complicó a un Sevilla al que le faltó oficio para resolver el duelo antes.

Beavue tuvo en su cabeza el empate y Rubén Pérez el milagro en la recta final con un disparo desde la frontal que se marchó lamiendo la escuadra, antes el Sevilla se había adelantado gracias a una gran acción de Muriel, el hombre clave de la eliminatoria, que acabó con un remate a placer de Correa. Los de Montella sufrieron de lo lindo pero Franco Vázquez acabó con el suspense en la última jugada del partido.

En un curso más que gris en el que tuvo que despedir a Berizzo por los malos resultados, donde ha encajado varias goleadas que rozaron el ridículo e incluso encajó una "manita" histórica frente al Betis, el Sevilla ha sido capaz de levantarse y aspira a acabar el curso tocando plata si el Valencia o el Barcelona se lo permiten. Antes de esa final deberá mejorar en LaLiga y soñará con eliminar al Manchester United en la UEFA Champions League pero tras demasiados sinsabores, este miércoles tocó celebración por todo lo alto.

Comentarios ()