Real Madrid 1-1 Tottenham: Empate bajo palos en el Santiago Bernabéu
Impresionante actuación de Keylor Navas y Hugo Lloris, que evitaron que hubiera más goles en el coliseo blanco

Un punto para Real Madrid y Tottenham en un duelo al más puro estilo Champions League. El liderato del grupo en juego a falta de tres jornadas más y ambos conjuntos buscaban los tres puntos que le colocarían en lo alto de la tabla. Comenzó golpeando el Tottenham gracias a un tanto de Varane en propia puerta, pero Cristiano se encargaría de poner el resultado final desde los once metros. Espectacular encuentro realizado por Keylor Navas y Hugo Lloris, claros artífices de que el choque terminara en empate.

Cristiano enseña a Kane cómo meterlas

Comenzaban bien las cosas para los pupilos de Zinedine Zidane después de una doble ocasión clarísima para que se pudieran adelantar en el marcador. Achraf, que realizó un muy buen partido haciendo la labor de sustituir a Carvajal –tarea nada sencilla-, llegó forzado a línea de fondo para poner un centro al primer palo, donde Cristiano remató directo a la madera. El rechace le cayó a Benzema solo en el punto de penalti con Lloris vencido, pero mandó, de manera últimamente habitual, el esférico desviado. Muchos errores del ariete que le cuestan la mayoría de las críticas por parte de la afición madridista.

El encuentro transcurría con un dominio pasmoso del Real Madrid ante un Tottenham apático que apenas ofrecía peligro durante los primeros minutos en el Santiago Bernabéu. Cristiano volvería a disfrutar de otra ocasión clarísima cuando el crono del colegiado Szymon Marciniak, muy acertado durante los 90 minutos, señalaba el minuto 17. Sin embargo, su remate cruzado se marchó lamiendo la cepa del poste derecho de un Lloris que desesperó sobremanera a los blancos. Dos minutos más tarde aparecía Keylor Navas para evitar el primero de los ingleses después de un testarazo de Kane.

Harry Kane Tottenham 171017

En el momento donde el Tottenham comenzó a disfrutar de algo más el balón llegó a tener acto de presencia un importantísimo Aurier en el carril derecho. Sería gracias a él cuando llegaría el primer tanto de la noche madrileña. Internada por la derecha que centra buscando a un Harry Kane que no logró enchufar un remate de tacón, pero Varane en la cobertura no se esperó el fallo del ariete y termina introduciendo el esférico en su propia portería. Corría el minuto 27.

El Real Madrid, sin embargo, no se vino abajo y sabía de la importancia de lograr devolver la igualada al marcador antes de que el colegiado internacional polaco señalara el camino a los vestuarios. Primero fue Benzema a centro de Achraf, pero no terminó de enganchar correctamente el remate con la testa 10 minutos tras el gol. Fue en el minuto 42 cuando llegó un penalti clarísimo de Aurier sobre Kroos, que llegó hasta la cocina. Cristiano se encargaría de lanzar la pena fatídica con potencia y no perdonó a Lloris.

La situación no parecía moverse después de que los protagonistas de ambas escuadras regresaran tras el tiempo de descanso, aunque con ambos porteros siendo los actores principales de esta magnífica obra. El guardameta francés del Tottenham volvió a dar muestra de su habilidad y detuvo a bocajarro un testarazo de su compatriota: Benzema. El ariete del Real Madrid remató en la frontal del área pequeña, pero Lloris voló de manera instintiva para detener el disparo.

REAL MADRID TOTTENHAM CHAMPIONS LEAGUE

El cancerbero de los Spurs aparecería en dos ocasiones casi consecutivas, minutos 62 y 64, para evitar que Cristiano Ronaldo firmara un nuevo doblete en otra jornada de Champions League. Primer con un lanzamiento muy potente desde la derecha y después tras un jugadón maradoniano del portugués que terminó disparando con la zurda por bajo, donde Lloris pudo estirarse para evitar un auténtico golazo.

El Tottenham despertó entonces en ataque tras haber levantado un muro defensivo prácticamente impenetrable, rechazando cualquier tipo de acercamiento por parte del ataque madridista. Ahora le tocaba el turno a Keylor Navas de brillar bajo una lluvia que se echaba de menos en la capital de España. El cronómetro señalaba los minutos 71 y 73. Primero Harry Kane se quedó solo ante el costarricense, que se estiró por bajo para desviar con la yema de los dedos un gol cantado. Acto seguido se vistió de héroe para rechazar un lanzamiento fortísimo de Eriksen desde la derecha al primer palo. Puro espectáculo, y pura vida.

El artículo sigue a continuación

Comenzaron Zinedine Zidane y Mauricio Pochettino a mover el banquillo tratando de encontrar la solución que resultara eficaz en vistas de poder alzarse con unos tres puntos valiosísimos. Poca incisión tuvieron en el guión del choque. El Real Madrid volvía a hacerse con el control del balón y encerró al Tottenham en su área, donde estaba jugando muy cómodo e hizo ver fácil la tarea defensiva ante las acometidas merengues.

Cristiano Ronaldo cantó el himno de la Champions

Así las cosas, se terminó señalando el final del encuentro con el 1-1 en el luminoso. Un auténtico partidazo vivido en el Santiago Bernabéu donde ambos equipos se jugaban ser líder de grupo en solitario. Reparto de puntos que parece algo injusto para los de Zidane, que gozaron de más ocasiones ante la meta de un Lloris que estuvo más que estratosférico en la capital de España. De continuar igual en la fase de grupos, el primer puesto se decidirá en Wembley. Una final anticipada en un estadio de ensueño.

Comentarios ()