Isco da alas al Real Madrid (2-0)
El equipo de Zidane consigue su primera victoria como local en la presente Liga gracias a los dos tantos del malagueño.

El Real Madrid y el Espanyol repartieron el control. Los de Zidane se adueñaron de la primera mitad mientras que los blanquiazules lo hicieron en la segunda, sin embargo, Isco gobernó en las dos porciones. El malagueño adelantó a los blancos en su mejor momento y metió la puntilla cuando peor lo estaban pasando. Pau López impidió que el resultado fuese más abultado.

El dominio del Real Madrid comenzó en el mismo momento que González González pitó el inicio del partido. No pasaron ni veinticinco segundos e Isco ya estaba totalmente solo ante Pau López. La jugada vino de un pase en largo de Sergio Ramos, el cual la zaga perica no acertó en despejar, y que dejó al malagueño a un respiro de marcar el primero. En esta ocasión, el victorioso fue el guardameta que adivinó el remate de Isco y consiguió evitar la pronta debacle de los de Quique Sánchez Flores.

Isco no hizo más que brillar

El gran comienzo del conjunto blanco se iba nutriendo de continuas llegadas blancas. Un disparo de Modric que se fue al lateral de la red, un lanzamiento mordido de Asensio que puso el nervio en el área del Espanyol o el cabezazo de Sergio Ramos que tuvo que sacar Pau López a córner. Cristiano Ronaldo lo intentó en múltiples ocasiones pero o el balón no le llegó con claridad o el portugués no estuvo acertado de cara a portería.

Y fue a la media hora de partido cuando llegó el ansiado gol. Cristiano encontró a Isco que le dejó ante Pau López y esta vez sí, el ‘22’ blanco superó al guardameta para hacer el primer tanto de la noche. Isco metió la puntera y celebró su primer gol en esta campaña liguera. Cristiano dio la asistencia pero en los siguientes minutos quiso su tanto que no llegó. Su primer lanzamiento se fue alto y el siguiente se topó con el cancerbero catalán que fue el mejor jugador perico de la primera mitad.

Isco Real Madrid Espanyol LaLigaIsco Real Madrid Espanyol LaLiga

Los de Quique Sánchez Flores sufrieron tanto que apenas gozaron de ocasiones ofensivas pero, casi sin quererlo, Gerard Moreno se encontró con un error de Casemiro dentro del área que acabó con una volea del delantero perico al poste. Por primera vez el Real Madrid veía peligro en su portería pese a que la defensa, con Achraf en el lateral derecho como novedad, se había mostrado sólida. Antes del pitido final Asensio buscó responder pero otra vez apareció Pau López.

Tras el descanso, el técnico perico decidió dar un giro en la idea principal de su equipo con la entrada de Sergio García y Marc Navarro. Y vaya si lo consiguió. Solo en cuatro minutos, el Espanyol creó más peligro que en toda la primera mitad. Marc Navarro, uno de los recambios, hizo trabajar a Keylor Navas con un disparo. Posteriormente, el propio Marc lo volvió intentarlos, así como Sergio Sánchez con un cabezazo a la salida de un córner.

Piqué destrozó a Rajoy

El artículo sigue a continuación

Al Madrid le costó reengancharse y esto lo aprovecharon los catalanes para meter miedo al área blanca. La imprecisión en los pases merengues se conjugaron con la velocidad de Baptistao. Los pericos robaban el balón y asistían al ariete brasileño que si no llega a ser primero por Varane y luego por Keylor, hubiésemos hablado del empate del Espanyol.

Sin embargo, cuando peor lo estaba pasando el Madrid apareció esa aura que hace grande a este equipo. Asensio vio a Isco que desde la frontal cruzó el esférico con su pierna zurda para marcar el segundo tanto del encuentro. Todo esto llegó tras un verdadero susto en el área blanca y es que Sergio Ramos se pasó de confianza y perdió el balón en el área chica ante la presencia de Gerard Moreno. Un intento que quedó en nada con el fallo de Baptistao a la hora del remate.

El segundo gol dejó tocado al Espanyol que vio como su paso al frente en la segunda parte quedó en nada. Isco siguió a lo suyo y cerca estuvo de dibujar un golazo que no pudo rematar Lucas Vázquez. El partido fue muriendo poco a poco entre los cambios y la posesión blanca en el que se convierte en la primera victoria del Real Madrid en el Santiago Bernabéu en la presente Liga tras dos empates y una derrota.

Comentarios ()