Málaga 0-2 Leganés: Míchel no levanta cabeza
El Leganés se llevó la victoria en la segunda parte y suma ya cuatro partidos consecutivos sin encajar gol.

El Leganés vuelve a sorprender fuera de casa con un contundente triunfo sobre el Málaga. No tanto por el marcador, sino por el juego desplegado. Los locales fueron incapaces de superar al equipo de Garitano, y dos zarpazos de Gabriel y Szymanowski dejaron un panorama desolador en La Rosaleda: ya son ocho partidos sin ganar.

Necesitado de resolver dudas cuanto antes por su situación, el Málaga generó dos ocasiones en los primeros diez minutos. Sin embargo, el planteamiento defensivo pepinero no les concedía espacio para más alegrías. Gabriel retrasó su posición para ayudar a Rubén Pérez en las recuperaciones, mientras que Amrabat y El Zhar volvieron locos a los blanquiazules con una intensa presión desde campo rival. El intenso calor hizo el resto para espesar el ritmo.

¿Quiénes son los entrenadores de los equipos de Primera?

Hubo que esperar media hora para la ocasión más clara del primer tiempo. Peñaranda despertó al conjunto andaluz con un pase al hueco hacia Rolán, escorado en banda, que superó a Zaldua con una diagonal y se quedó solo frente al área. Su remate terminaría estrellándose en el poste porque Cuéllar la rozó antes. De inmediato llegó la réplica leganense: un mano a mano entre Amrabat y Roberto donde el guardameta adivinó su intento de chut bombeado.

El Leganés metió la quinta marcha en la reanudación, ante unos centrales claramente superados, y acabaría estrenando el marcador en el minuto 56. Precedida por una acción a balón parado, Siovas prolongó en el interior del área y Gabriel, solo en el poste izquierdo, no tuvo más que meter la pierna. Amrabat mantuvo el dominio con dos oportunidades más, salvadas por Roberto, antes de ser sustituido.

El artículo sigue a continuación

Salvo por un cabezazo de Rolán que detuvo Cuéllar, el Málaga fue quedándose sin opciones y Garitano supo verlo con una decisión arriesgada: reemplazar a los hasta entonces mejores sobre el campo, Amrabat y El Zhar. No fueron cambios especulativos, sino destinados a entorpecer la circulación local y sentenciarlos al contragolpe. A diez del final Rubén Pérez hizo una recuperación, escoró a banda para Eraso y éste vio como Szymanowski se escapaba a toda velocidad para servirle un pase al hueco, mortal ante la zaga dividida. El argentino batió por alto a Roberto para sentenciar el encuentro.

La paciencia del público de La Rosaleda se agotó en ese preciso momento, con críticas a jugadores y directiva, y el ambiente enrarecido terminó calando en los locales. Recio fue incluso expulsado por doble amarilla, al protestar una acción cuando los suyos disponían de una falta a favor. Y con el rival aturdido, Beauvue estuvo a punto de hacer más sangre con un disparo cruzado que no se coló por poco.

Al final llegamos a situaciones muy dispares. El Leganés suma 14 puntos y se mete en puestos de Europa League, si bien es consciente de que su liga sigue siendo la permanencia. Una salvación que empieza a complicarse en el Málaga de Michel, con tan solo un empate en ocho jornadas.

Comentarios ()