Levante 2-1 Sevilla: Morales alarga la pesadilla de Montella
El Levante suma tres importantes puntos a costa de un Sevilla que no termina de levantar cabeza y pone en peligro la séptima plaza. El gol de Morales

El Levante ha dado un paso de gigante en su objetivo de certificar matemáticamente la salvación gracias a la victoria cosechada en casa ante un Sevilla (2-1) que no termina de dar señales de vida. Una brillante actuación de José Luis Morales, eléctrico y activo durante todo el partido, bastó para anular al equipo sevillista, asistiendo en el primer gol marcado por Roger Martí y anotando el tanto que supuso a la postre el triunfo definitivo. Así las cosas, los de Paco López dependen de un empate o una derrota del Deportivo contra el Barça para lograr la permanencia mientras que los de Montella ponen en peligro esa séptima plaza que otorga un billete para la Europa League.

Si el fútbol, como dicen, es un estado de ánimo, el Sevilla es a día de hoy un profundo mar de dudas. Llegaban a Orriols con la soga apretando en el cuello, asfixiado por la necesidad de sumar en Liga si no quiere verse fuera de los puestos de la Europa League y plagado de preocupaciones por la imagen ofrecida en la final de la Copa del Rey contra el FC Barcelona. Y se marcha con peores sensaciones. Ese desesperado estado no contribuyó para nada bueno, con un Levante que aprovechó su confusión y, por qué no decirlo, la gran cantidad de errores que concedieron los de Montella en fase defensiva. Apenas pasaron diez minutos cuando Morales percutió por banda derecha y se adentró en el área sin vigilancia ninguna. Ni Lenglet encimó ni Mercado supo despejar un mal remate de Morales que se convirtió, al alimón, en una asistencia de gol para Roger Martí, batiendo a David Soria para aumentar el estado de nervios.

El artículo sigue a continuación

Y es que la versión del Sevilla en ataque difería mucho de lo que desinteresadamente regalaba en defensa. Tuvo ocasiones, muchas, a lo largo del primer tiempo, con Sergio Escudero y Jesús Navas llegando para rematar desde segunda línea. Pero no fue ninguno de ellos el que evitó que los nervios se apoderaran del equipo. Escasos minutos después a la diana de Roger, la cantera sevillista salía al rescate a tiempo. Carlos Fernández, que en las últimas jornadas ligueras se ha ganado el crédito de Montella por delante de Muriel o Ben Yedder, se inventó una maniobra en la frontal del área con la que empatar el electrónico gracias a un latigazo que se coló por la escuadra.  

El orden y el buen posicionamiento propiciaron que ambos equipos se tantearan tras la reanudación. La falta de físico del Sevilla aupó al Levante en la recta final, momento en el que Morales marcó las diferencias. Quiso echarse a la espalda al equipo y acabó por conseguirlo. Su repertorio en el segundo acto sostuvo al cuadro granota y martilló las esperanzas de su contrincante. Falló un mano a mano claro ante David Soria y asistió a Jason para que empalara una volea que estuvo cerca de tener premio. No fue hasta la enésima ocasión cuando el ‘Comandante’ aprovechó un balón al espacio para batir por bajo a David Soria, convirtiéndose así en el máximo goleador histórico del Levante en Primera junto a David Barral (18 goles).

De nada le sirvió al Sevilla intentarlo en los últimos minutos. A su construcción le faltaba un punto de precisión y a sus ocasiones, una pizca de efectividad. Probó a Oier Olázabal hasta en más de 15 ocasiones pero ninguna fue lo suficientemente clara como para obtener un punto como botín.

Comentarios ()