Iago Aspas acaba con la maldición en Gran Canaria
El hat-trick del internacional español y los tantos de “Tucu” y Emre Mor acaban con una racha de 13 visitas a la isla sin ganar por parte del Celta.

El “hat-trick” de Aspas y los tantos de “Tucu” y Emre Mor, terminan con una racha de 13 visitas a la isla sin ganar (la última fue 0-1 en 2001).

El Celta de Vigo volvía a Gran Canaria, uno de sus campos malditos y ante un equipo para el que la victoria era una urgencia. Con las ausencias de Hugo Mallo, en defensa y Maxi Gómez, Unzué se veía obligado a cambiar el esquema de su equipo.  Cierto es que la  ausencia del uruguayo no se plasmó sobre el terreno de juego. El Celta de Vigo tuvo una pegada letal durante los 90 minutos.

Pasado el cuarto de hora, el Celta de Vigo inauguraba el marcador. Apareció Daniel Wass por el carril derecho, su centro lo controlaba con el pecho Emre Mor y desde la derecha, ajustaba su disparo  para batir a Chichizola. Tan solo cuatro minutos después, Iago Aspas se estrenaba esta temporada con el segundo gol del cuadro gallego. Jugada individual de Aspas- que hoy jugaba en la posición del sancionado Maxi Gómez-encaró a Borja Herrera  en el área- y con un centro-chut por la derecha ponía el 2-0 en el marcador. Desafortunado Chichizola en la jugada del gol celeste en la que el meta argentino, en un intento de despeje, acabó colando el cuero en su portería.

¿Se marchan Messi y Ronaldo?

Las Palmas no bajó los brazos y no renunció a jugar en campo rival. Hasta en tres ocasiones consecutivas tuvo que intervenir Rubén Blanco para evitar que los de Pako Ayestarán recortasen distancias. Fue providencial  su actuación en la acción del cabezazo de David García en el segundo palo y en el mano a mano con Calleri donde no dudó en anticipar su salida para evitar sustos.  Las buenas intervenciones de Rubén Blanco no finalizaron ahí, Las Palmas continuaba asfixiando a su rival que sufría cada vez más en defensa.  Los canarios también tuvieron tiempo de reclamar dos penaltis en el último tramo del primer acto que el colegiado optó por no señalar.  El conjunto canario mereció más pero tuvo que marcharse a los vestuarios con cierta resignación.

El Celta de Vigo quería dejar cerrado cuanto antes el partido y lo dejó claro en la reanudación.  Iago Aspas fue el protagonista en los primeros minutos del segundo tiempo. En la primera jugada ,su remate acabó en córner pero en la segunda no falló y logró el tercero en un contragolpe de libro. Jozabed vio rápidamente la entrada de su compañero por el centro, le filtró un excelente pase en el que Aspas definía a la perfección.

El artículo sigue a continuación

Con este resultado, el cuadro celeste ya acariciaba los tres puntos pero la expulsión de Rubén Blanco en el minuto 51, provocó desconcierto en el equipo de Unzué y la reaparición de viejos fantasmas del pasado (en mente estaba el partido de la temporada pasada en el que los insulares empataron un encuentro que ganaba el Celta por 0-3). Rubén Blanco dejaba en inferioridad numérica a los suyos, el portero intentó arreglar un error de Pione Sisto pero en su salida, barría a Calleri. Tocó balón en la jugada pero el colegiado no le perdonó la expulsión directa.  Con este panorama, Unzué reaccionó rápidamente. El jugador damnificado fue Emre Mor que abandonó el terreno de juego para dar entrada al  portero suplente, Sergio Álvarez.

Los gallegos no podían dejar escapar la amplia ventaja que lucía en el marcador del estadio de Gran Canaria. El equipo se recompuso tras la expulsión y se desató en ataque. “Tucu” Hernández sentenció la victoria, a través de un centro de Jonny desde el costado izquierdo hacia el corazón del área, desde donde el internacional chileno fusiló la portería de Chichizola. El 5-0 lo firmó Iago Aspas y provocó que los aficionados abandonasen las gradas ante la goleada encajada por su equipo. “Hat-trick” del jugador de Moaña con dedicatoria especial a Galicia, su tierra, desolada ante los devastadores incendios.

Vitolo y Remy “maquillaron” el marcador con sendos tantos que dejaban atrás una racha negativa en  Las Palmas de tres encuentros sin marcar. La única nota positiva para los canarios en esta jornada. Victoria y tres puntos para el Celta que se coloca décimo en la tabla encadenando cuatro partidos sin perder. En peor situación queda Las Palmas que ocupa la parte baja de la clasificación con cuatro derrotas consecutivas.

Comentarios ()