Islandia 1-1 Hungría: Saevarsson congela las ilusiones islandesas
Un autogol impidió a los nórdicos haber sumado su cuarto punto. Los húngaros casi han sellado su clasificación

Para no variar. Otro postrimero gol desniveló un partido en el último instante de esta edición de la Eurocopa. La fortuna esta vez sonrió a los húngaros, anotando en el 88', tras haber merecido igualar el electrónico durante todo el duelo. Saevarsson fue el responsable de un autogol que congela momentáneamente las ilusiones islandesas de seguir haciendo historia en su estreno y que deja a los húngaros con el billete de los octavos casi en la mano.

Dos de las revelaciones del torneo mostraron sus virtudes en un partido que comenzó con un juego muy vivo y bravo por ambas partes. Los islandeses se situaban ordenados, bajo un férreo 4-4-2, mientras los húngaros se mostraban más combinativos y con movilidad. 

La lucha de estilos futbolísticos en Marsella adolecía de oportunidades claras, pese al dominio magiar. Los insulares fueron los primeros en hacer saltar las alarmas con un mano a mano de Gudmundsson desbaratado por el veterano y acertado Gabor Kiraly.

La destreza mostrada en la anterior jugada por el cancerbero desapareció en una salida del meta del área donde perdió el balón al chocar con un contrincante. Un infortunio que creció cuando, acto seguido, un defensa trababa levemente a Gunnarsson. El posterior penalti decretado era materializado por Sigurdsson, engañando a Kiraly. 

Con el resultado en contra los magiares intensificaron su dominio sobre la portería vikinga, defendida de un modo espartano, con todos los futbolistas parapetados alrededor de su arco.

El asedio de los centroeuropeos no recogía sus frutos, a pesar de los resquicios mostrados por los islandeses, cuya defensa por acumulación no evitaba recibir disparos.

El cansancio y la desesperación húngara crecían, hasta que en una de las innumerables llegadas por banda, Nikolic colocaba un servicio raso hacia un bosque de piernas donde Saevarsson terminaba por batir a su propio arco.

El empate terminaba por impartir justicia entre dos selecciones que buscaron sus objetivos de distinta manera y que todavía cuentan con grandes esperanzas de pasar de fase, más Hungría que Islandia, aunque ninguna tuviera el cartel de favoritos al iniciar esta Eurocopa.

Comentarios ()