Alavés 0–2 Real Sociedad: El último cuarto de hora despierta Mendizorroza
Los goles de Oyarzabal y Elustondo en el 77 y en el 82 animan una tarde que estaba siendo protagonizada por la somnolencia.

Victoria plácida de la Real Sociedad en otro derbi vasco de la temporada después de derrotar al Alavés gracias a los goles de Oyarzabal y Elustondo, ambos en los únicos cinco minutos que tuvo activo el encuentro. Morfeo sobrevoló Vitoria y apenas se vio un partido entretenido donde el juego táctico y el centro del campo fueron los protagonistas. De Biasi no puede debutar en casa con triunfo. La Real Sociedad se acerca a puestos europeos.

Mucha somnolencia sobre el césped de Mendizorroza durante el transcurso del partido. Durante la primera mitad solo hubo dos remates a puerta, y ambos de la Real Sociedad. Sin embargo, las ocasiones habidas en las dos áreas apenas fueron suficientes para que resultaran peligrosas para el portero que defendía la ocasión. Ni Pacheco, que solo tuvo que intervenir en una oportunidad con peligro, ni Rulli dispusieron de mucho trabajo bajo las porterías.

Ronaldo volvió a tiempo

Dos jugadas a destacar en el primer parcial del encuentro que enfrentaba al Alavés y a la Real Sociedad, además de manera consecutiva. Primero, en el minuto 25, cuando Juanmi encontró un remate de primeras desde la frontal y que obligó a Pacheco a tocar con la yema de los dedos para desviar el cuero con una espectacular estirada. Dos minutos más tarde tuvo la réplica el Alavés, pero Munir, cuando estaba solo en el área, mandó el balón a las nubes. Las defensas y la escasa habilidad ofensiva permitieron que la igualada en el marcador no se moviera.

Tras la reanudación, el guión del choque no parecía cambiar, y apenas se vieron ocasiones en las dos porterías. Las sustituciones estaban siendo llamadas a ser completamente determinantes a la hora de poder cambiar algo en el transcurrir del derbi, pero ni eso fue suficiente para que la tendencia defensiva de Gianni de Biasi cambiara algo en el partido, a pesar de su escasa habilidad ofensiva. Por su parte, la Real Sociedad estaba viendo como sus intentos se estrellaban contra un muro impenetrable.

El artículo sigue a continuación

Diego Llorente dio el susto de la tarde tras un choque con Pacheco mediada la segunda mitad, pero el defensa del cuadro txuri-urdin terminó recuperándose y reincorporándose por su propio pie hasta poder regresar al juego.  Sin embargo, Oyarzabal, que estaba siendo de los mejores de su equipo, fue el encargado de anotar el primer gol de la tarde vitoriana en el 77. Recuperó Odriozola en la derecha y se la cedió a su compañero en el interior del área, donde se dio la vuelta y, con un golpeo exquisito con la zurda, la ajusta al palo derecho de Pacheco. No pudo hacer nada el guardameta para evitar que el balón entrara lamiendo el poste.

La sentencia no tardó en llegar, puesto que cinco minutos más tarde, tras un saque de esquina, Xabi Prieto recibe en la banda izquierda. El centrocampista txuri-urdin se la cedió a Elustondo y éste encontró un remate que, tras golpear en un defensor del Alavés, termina entrando por el segundo palo ante un Pacheco que no pudo hacer nada. Golpe duro para los babazorros, que estaban realizando un impresionante trabajo defensivo. La moral de los jugadores de Gianni de Biasi estaba totalmente derrumbada.

Así se llegó al final sin mucha más historia. La Real Sociedad fue dominadora de casi todo el encuentro, teniendo más posesión y disfrutando de unas ligeras ocasiones más claras. Fue en el último cuarto de hora donde terminó sentenciando a un equipo que apenas supuso un peligro en ataque. El Alavés no parece salir del pozo.

Comentarios ()