Ceballos apaga la crisis con un doblete
El Real Madrid se impone en Mendizorroza con dos goles del debutante como titular. El Alavés mejoró pero no lo suficiente para evitar la derrota.

El Real Madrid se llevó una sufrida victoria de Mendizorroza. No por el dominio, que lo acaparó, en especial en la segunda mitad. Sí por la escasez de goles, recurso que está siendo preciado por su ausencia en este primer mes de competición de los blancos. Y es que tuvo que ser un no habitual, el debutante como titular Dani Ceballos, el que pusiera los tantos en otro partido en el que los madrileños las tuvieron de todos los colores para fallar una y otra vez, mérito muchas de ellas de un enorme Pacheco.

Paradón de Keylor... ¡a Cristiano!

Le costó carburar al Real Madrid en los primeros minutos, quizás presa del nerviosismo de saberse ante el abismo. Tras la derrota ante el Betis y con el Barcelona ya a siete puntos, el margen de error es inexistente y los jugadores lo notaban. Dominaban el esférico sí, pero sin riesgos ante un Alavés que colaboraba parapetándose atrás. Solo a través de balones largos a un bregador Munir podían salir los vitorianos.

Y en esa superpoblación del Alavés en su propio campo comenzó a aparecer Isco y la situación fue mejorando para los blancos, con esos balones filtrados que él mete como nadie y que le abren grietas al muro más sólido. Por ahí empezó a crear peligro el Madrid y el primero en aprovecharlo sería un Marco Asensio que rompió por banda para poner un balón con veneno a la frontal del área donde apareció Dani Ceballos y con mitad suerte, mitad calidad, se deshizo de un defensor vitoriano para colocarla al palo largo de Pacheco. Golazo del exbético en su primer partido como titular con su nuevo equipo.

Alaves Real Madrid LaLigaRamos Dani Ceballos Alaves Real Madrid LaLiga

El artículo sigue a continuación

Tras el gol el Madrid siguió a lo suyo y el Alavés no cambió, más por incapacidad que por decisión propia. Solo los balones largos a Munir a la espalda de un ofensivo Carvajal inquietaban algo las inmediaciones de Keylor Navas. Pero el Madrid no acababa de concretar su dominio, el marcador era corto y pasó lo inevitable. Gran balón de Burgui para la carrera de Munir que sacó un centro medido para la entrada taurina de Manu García que de cabeza le quitaba las telarañas a la portería de Keylor, haciendo el primer gol del Alavés del partido y de la temporada, tras seis partidos.

Pero las alegrías no duran mucho en la casa del pobre y prácticamente en la siguiente jugada, un centro de Carvajal buscando a Cristiano y una mala coordinación entre Pacheco y su defensa dejaron la portería vacía y el balón en la frontal en los pies de Dani Cebollas, que volvió a ajusticiar a los babazorros.

En la segunda parte, aunque parezca increíble por el rosario de ocasiones que se vio, no se volvió a mover el marcador. El Madrid doctoró a Pacheco, como lleva haciendo cada jornada con el meta al que se enfrenta mientras que el Alavés hizo lo propio con el palo, por mediación de Pedraza que estrelló dos veces el balón en la madera. Por los blancos las tuvo Cristiano, también dos balones a la madera, Isco, Lucas, Asensio… todas se marchaban por muy poco, dejando patente que el  equipo de Zidane sigue regañado con el gol. Pero esta vez los puntos no volaron, y los blancos se recuperan de la minicrisis que desató la derrota ante el Betis.

Comentarios ()