El Celta se impone a un gafado Leganés
Un gol de Iago Aspas le vale los 3 puntos a un sólido Celta ante un Leganés que sufrió dos lesiones.

Un Celta convincente se impuso por la mínima ante un Leganés algo descafeinado en una fría noche en Balaídos, donde prácticamente no dejó de llover durante los 90 minutos. El gol de penalti de Iago Aspas, muy activo durante todo el encuentro, fue suficiente para que los de Unzue se llevaran los tres puntos en disputa. No fue la victoria mínima por falta de ocasiones pero el Pichu Cuéllar se empeñó en el que el único gol fuera desde los once metros.

CUÁNTO JUEGA MESSI PREVIO A CADA MUNDIAL

El artículo sigue a continuación

El partido comenzó frío, como la noche en Balaídos, pero en seguida el Celta se hizo dueño de las operaciones, lanzando a un Aspas al que se vio con muchas ganas desde el primer instante.  Avisó por dos veces Iago, con dos lanzamientos lejanos que pusieron en aprietos al Pichu para que poco después llegara el primer revés para el Lega, que vio como Brasanac no podía continuar y tenía que hacer su primera sustitución cuando aún no se había consumido un tercio de partido. El dominio celeste era claro y en la mejor intervención que dejó un hoy gris Maxi Gómez, se gestó la jugada del gol. Combinación del delantero con el lateral Jony que es derribado en el área por Erik. Penalti claro y gol desde los once metros de Aspas, que se pone así en 11 penaltis convertidos de 11 lanzados en La Liga.

La segunda parte siguió la tónica de la primera, con un Celta que dominaba y creaba ocasiones de sobra para sentenciar, pero en estos segundos 45 minutos emergió Pichu Cuéllar para dejar el partido abierto, aunque solo fuera por la incógnita del marcador. Porque el Lega, que tenía que hacer su segundo cambio por lesión de Siovas, no parecía con demasiada capacidad de crearle peligro al conjunto gallego.  

Pero Cuéllar mantuvo al equipo con vida y el Leganés tuvo la ocasión de empatar el encuentro. Fue en un doble disparo de Szymanowski tras una jugada a balón parado. El segundo lanzamiento del capitán se convirtió más en un centro cruzado que alcanzó los pies de Guerrero, que resbalando sobre el húmedo terreno no pudo rematar con comodidad y acabó mandando fuera a puerta vacía. El Leganés se volcó en los instantes finales pero sin probar a Rubén y el Celta se llevó una victoria que fue más sufrida por la incertidumbre del resultado que por lo visto sobre el terreno de juego en uno y otro bando.

Comentarios ()