El Alavés de Zubeldía inicia con derrota LaLiga
Un Leganés muy superior terminó llevándose los tres puntos gracias al tanto de Gabriel Pires, primer goleador de la temporada 2017/18.

Victoria por la mínima del Leganés en el arranque de la temporada 2017/18, muy superior ante un Alavés que sin mostrar una buena imagen sí mantuvo opciones de puntuar. Gabriel Pires ha aprovechado un rechace en jugada a balón parado para conseguir el primer gol de esta edición, mientras que Burgui tuvo el empate en sus botas con un remate al larguero.

Así está la clasificación de LaLiga Santander

A tenor de lo visto en la primera parte, el Leganés ha empezado con la misma claridad de ideas que le permitió salvar la categoría el curso anterior. Hicieron gala de una presión alta para sorprender al nuevo Alavés de Zubeldia, y Guerrero tuvo la oportunidad inicial en sus botas con siete minutos de partido ya cumplidos.

Al completarse un cuarto de hora, Burgui sacó petróleo de una jugada que parecía malograda, al ser derribado de forma aparatosa por Diego Rico en el fondo del área. No hubo dudas del colegiado al señalar la pena máxima. Y aunque el capitán Manu García tuvo en sus botas la ventaja inicial, no estuvo acertado en la ejecución. Pichu Cuéllar, una de las nuevas caras pepineras, no tuvo problemas para detener su remate.

Resultados, partidos y calendario de LaLiga

El honor de estrenar el curso 2017/18 ha recaído en Gabriel Pires, que adelantó al Leganés con una muestra de picardía. Transcurridos 24 minutos, Wakaso cometió una falta en la frontal del área. El lanzamiento de Guerrero peinó la barrera y Pacheco se lanzó a despejarla, pero Pires estaba atento al segundo palo para empujar el rechace. El brasileño había partido en posición adelantada, sin que la defensa se hubiese percatado de la fuga.

A partir de ese momento, el Alavés se mostraría perdido tanto en defensa como al ataque. No encadenaba tres pases seguidos sin que Eraso o Rubén Pérez recuperasen la posesión, que a su vez permitía iniciar nuevas oportunidades para Pires y Guerrero. Si los vitorianos rompían las líneas madrileñas a través de Sobrino o Pedraza, ahí estaban Ezequiel al corte y Mantovani en los despejes, diez en total.

La tónica fue muy similar en la reanudación. Sin continuidad en su juego y con mucha lentitud, las únicas opciones del Alavés pasaban por forzar acciones a balón parado. Al Leganés le bastaba poco para llegar al área, primero en jugada y después a la contra, por lo que Zubeldia se vio obligado a hacer un doble cambio: pasados 60 minutos, Sobrino y Wakaso fueron reemplazados por Tomás Pina y Romero.

Las dos incorporaciones mejoraron el juego vasco, al mismo tiempo que el Leganés se iba cerrando en el área para defender. En el minuto 69, Pedraza logró sacar un centro peligroso que Pina no pudo rematar por centímetros. A quince minutos del final, Romero efectuó un disparo en la frontal que obligó la estirada de Cuéllar. Finalmente, Burgui confirmó el cambio de tendencia con un trallazo desde fuera del área que acabaría estrellándose en el larguero. Aquel remate sería el canto del cisne alavesista: tras el pitido final, el Leganés ha sido quien se lleva los tres puntos.

Antes de este partido, Garitano había pedido su afición que “no se olviden de quiénes somos y con quién tenemos que pelear”. La victoria frente al Alavés, uno de sus rivales directos en cuanto al objetivo de la permanencia, es un primer paso para el equipo del sur de Madrid. Zubeldia deberá introducir algunos cambios para mejorar el juego de los suyos

Comentarios ()