Barcelona 2-0 Málaga: Los culés cantan línea
Un error arbitral en el primer gol azulgrana marcó el desarrollo del partido. Iniesta se ha reencontrado con el gol después de dos años sin marcar.

Un gol tempranero cuya asistencia había superado la línea de fondo, y una reaparición de Iniesta en la segunda mitad. Esas dos simples acciones le han bastado al Barcelona para hacerse con los tres puntos y afianzar su liderato, frente a un Málaga que sin dar malas sensaciones no consigue liberarse de su mala racha. Sin ser un triunfo brillante, la calidad de los azulgranas ha sido suficiente.

Al Barça le bastó con su primera llegada para desbaratar cualquier plan de Michel. La acción del gol de Deulofeu no estuvo exenta de polémica: Digné superó a los zagueros malacitanos hasta la línea de fondo y, a pesar de que el balón había salido del campo, el francés salvó un centro que remató en última instancia el canterano. Los jugadores blanquiazules, petrificados al creer que la acción del gol ya no valía, no ocultaron su indignación cuando el árbitro lo dio por válido.

Los de Valverde pensaron que la posesión y la paciencia serían suficientes para ampliar la renta, pero apenas generaron llegadas ante un rival agazapado. El Málaga que visitaba el Camp Nou no pareció el mismo equipo que solo llevaba un punto en ocho jornadas. Eso sí, al contragolpe les faltó remate, pues Chory Castro no supo convertir dos centros perfectos de Juankar y Rosales. De este modo se llegó al descanso con tan solo un tiro a puerta: el gol de Deulofeu en el minuto 2.

El artículo sigue a continuación

A pesar de que los visitantes gozaron de alguna llegada en la reanudación, al Barça le bastó una leve mejoría ofensiva para ampliar distancias. Precedido por un aviso de Messi, sacado de puños por el debutante Prieto, el argentino arrancó la siguiente acción con una asistencia que Iniesta convertiría de zurda en el segundo gol del partido. El manchego no marcaba en liga desde noviembre de 2015.

Con la ventaja ya consolidada, los azulgranas trataron de ampliarla sin demasiadas alegrías. Al adelantar su posición tras la entrada de Semedo, Sergi Roberto arrancó desde el centro del campo para colarse al interior del área y servir una asistencia a Luis Suárez. Sin embargo, el uruguayo volvió a demostrar que no está en su mejor momento y mandó el balón al lateral de la red. El Málaga sigue siendo el único club de la Liga al que aún no ha marcado gol, y no escondió su disgusto después de ser reemplazado por Paco Alcácer.

Los mejores minutos del Barça llegaron en el tramo final, sin que Sergi Roberto o Paulinho fuesen capaces de marcar la diferencia. Ya en el tiempo de descuento, Juanpi y Castro tuvieron sendas ocasiones para hacer un gol de la honra que jamás llegó. Puede que el Barça esté a medio gas, pero con su potencial le está bastando para afianzar el liderato. Todo lo contrario de un Málaga que a pesar del esfuerzo nunca tuvo opciones reales de dar la sorpresa y se mantiene colista.

Comentarios ()