Continúa el verano en San Mamés
Athletic y Getafe empatan sin goles en un partido marcado por la expulsión de Álvaro Jiménez y la falta de pólvora de cara al gol.

La Liga volvió a San Mamés y lo hizo contra el Getafe que regresó a Primera División tras estar un año en la categoría de plata del fútbol español. Sobre el plantel, dos entrenadores ante un nuevo horizonte: José Ángel ‘Kuko’ Ziganda, que celebró su partido 100 como entrenador en Primera, coge la dirección de los leones tras una larga etapa con Ernesto Valverde en el banquillo, mientras que José Bordalás, tras convertirse en un entrenador de ascensos, está ante una oportunidad de oro para demostrar su hacer en la máxima categoría.

Así está la tabla de posiciones de LaLiga 2017-18

El encuentro contó con un cuarto de hora muy igualado donde sobresalieron dos detalles. La polémica llegó a los ocho minutos de partido cuando Fajr lanzó una falta al área guipuzcoana directa a la cabeza de Markel Bergara que remató a las manos de Kepa. Los azulones enseguida pidieron gol en esta jugada, sobre todo Jorge Molina que se encontraba a un metro de lo sucedido, ya que el balón podría haber rebasado la línea de portería tras la parada del guardameta rojiblanco. Pese a que el colegiado Melero López no indicase nada, la repetición daba la razón a los visitantes. La siguiente jugada no tuvo tanta fortuna para el equipo de Bilbao que vio como Óscar de Marcos tenía que abandonar la cancha lesionado en el tobillo. Íñigo Lekue les sustituyó.

Tras estos dos acontecimientos, fue el Athletic quien cogió la batuta del partido apoyándose en la velocidad de Iñaki Williams. El extremo local gozó de dos ocasiones dentro del área, pero ambas acabaron fuera de los tres palos defendidos por Vicente Guaita. En la primera llegada, Williams cruzó demasiado el balón tras un maravilloso pase de Muniain, y en la segunda oportunidad, el ‘11’ se marchó con gran velocidad de su par y acabó estrellando el balón en el lateral de la red tras intentar sorprender al guardameta buscando el primer palo en su lanzamiento.

Con el partido muy igualado en la primera mitad, los destellos de Muniain marcaron la diferencia. El de Pamplona, que ya había mostrado su magia con un gran pase a Williams, cerca estuvo de adelantar a los suyos con un disparo desde la frontal tras marcharse de dos defensores. Guaita lo impidió con una estriada de mérito. En el bando contrario, los azulones se agarraron al pie derecho de Fayçal Fajr, y es que cada vez francés cogía el balón el centrocampista ponía un balón teledirigido a la cabeza de Jorge Molina.

El descanso sirvió para que el Getafe saltase al césped de San Mamés mucho más motivado. Bordalás y los suyos ganaron peso en el partido gracias a la posesión del balón. No fue pasado el cuarto de hora de la segunda parte cuando llegó la mejor ocasión de los madrileños tras un remate de Juan Cala a la salida de un córner lanzado, cómo no, por Fajr. El balón salió al centro justo donde estaba Kepa que acabó sacando el balón cuando más de uno vio el gol del encuentro en esta ocasión. Todo cambió a los veinte minutos. El Getafe, que estaba dominando hasta entonces, se quedó con diez jugadores tras la expulsión por doble amarilla del joven Álvaro Jiménez.

La inferioridad defensiva provocó la superioridad futbolística del Athletic. Los de Ziganda dominaron lo que restó de partido pero sin tener ninguna ocasión que intimidó al guardameta Vicente Guaita. Ni la entrada de Aduriz en el Athletic, ni las intentonas en los últimos minutos, ni los cambios de Bordalás para compensar al Getafe evitaron el empate sin goles en San Mamés en este inicio de Liga

Comentarios ()