El duelo de los Sánchez lo ganó el chileno
El primer gol de Arsenal ante Tottenham empezó en una infracción que inventó Alexis ante el colombiano. El delantero anotó también el segundo.

De un lado, Alexis Sánchez; del otro, Davinson Sánchez. El delantero, ubicado en el sector izquierdo de la ofensiva local (Alexandre Lacazette por el medio y Mesut Ozil se paró en la otra banda). El defensor, en el sector derecho de la línea de tres visitante. Ambos, rápidos y técnicos, fuertes e inteligentes, vivieron un mano a mano constante, muy parejo, de alto nivel: terminó ganando el Sánchez de Chile.

La victoria del ex-Colo Colo fue por puntos, no por nocaut. Hubo dos acciones que terminaron inclinando la balanza para su costado: la primera fue cuando el atacante se inventó una infracción del ex-Atlético Nacional de Medellín, y de ese tiro libre llegó el gol de cabeza de Shkodran Mustafi; la segunda fue el propio gol de Alexis, quien metió una diagonal para marcar el 2 a 0.

La lucha de los Sánchez, pese a los detalles, fue una lucha de presión, de no dejar pensar al adversario. Davinson, en cada salida defensiva, tuvo siempre a un Alexis muy cerca de él para que el balón no salga limpio. Lo mismo se dio a la inversa: cada pelota que llegó a los pies del chileno, dos, tres, cuatro o seis segundos después aparecía el colombiano para intentar robar el tesoro.

Una curiosidad: a pesar de los pronósticos, la falta más fuerte entre los dos la cometió el 7 del equipo de Arsene Wenger, quien se ganó la amarilla.

Comentarios ()