Zidane, Kroos y el Pacto de París

Comentarios
El técnico del Real Madrid apostó por Lucas-Asensio-Kovacic en el Parc des Princes, convirtiéndose así en una de las figuras más fortalecidas.


LA INTRAHISTORIA

Con Real Madrid y PSG viéndose las caras en una ronda tan temprana de la Champions League, estaba claro que ésta sería una de esas eliminatorias que marcan toda una temporada para clubes, jugadores y aficionados. Y efectivamente, lo está siendo. El partido de ida en el Santiago Bernabéu duró tres semanas más de los 90 minutos reglamentarios. Y de este último encuentro en París se seguirá hablando también hasta el inicio del Mundial con total seguridad. Del resultado final, del comportamiento del PSG, de la ausencia de Neymar, del poderío de Cristiano o de los onces que pusieron en liza ambos entrenadores. Un once que, en el caso del Real Madrid, era de los más trascendentes de la temporada, además de ser uno de los más complejos e indescifrables en la previa.

Cristiano Ronaldo, el Rey del Parque

Y es que Zidane tenía a nada menos que siete jugadores para ocupar tres puestos de ataque junto a los Casemiro, Ronaldo y Benzema. Con lo que la incertidumbre era máxima. Tanto fuera como dentro del club blanco. Progresivamente, el técnico madridista ha aprendido a ser muy hermético con las alineaciones desde que ascendió al primer equipo. Excepto contadas ocasiones en las que quiere una disposición o motivación especial de un jugador, que se lo comenta en privado, Zidane sólo desvela el once a la plantilla en la última charla técnica antes de partir hacia el estadio. Esto es, poco más de dos horas antes del pitido inicial. Con lo que, en este partido con tanta expectación y trascendencia, la alineación inicial fue la comidilla no sólo en el estadio entre los aficionados y medios de comunicación, sino también en el propio hotel de concentración del Real Madrid. ¿Jugaré yo? ¿Será él? ¿Cómo formaremos? Las mismas preguntas y los mismos mensajes se apelotonaban en las mentes de todos por igual, con la excitación propia como si se tratase de la fórmula maestra de Pemberton y no de una alineación para un partido de fútbol.

PSG REAL MADRID CHAMPIONS LEAGUE

Y eso que Zidane había dicho anteriormente en público que tenía claramente definido el once de París… pero eso sí, siempre a la espera de ver cómo se encontraban tanto Kroos como Modric. Y tanto el croata como el germano completaron en plenitud de condiciones los dos últimos entrenamientos del domingo y el lunes. Con el resto del grupo y a la misma intensidad que los demás jugadores. Con lo que los planes mentales que cada uno pudiese tener con respecto al once en París se vieron irremediablemente tambaleados por la onda expansiva con la aparición de ambos ‘titularísimos’. Incluidos, los del mismo Zidane. 

 

Así las cosas, a pocas horas del pitido inicial, la sensación generalizada dentro de la plantilla era que al menos uno de los dos mediocentros podría ser de la partida en el Parc des Princes. Y las quinielas señalaban a Kroos especialmente. Sin embargo, los elegidos fueron Kovacic-Lucas-Asensio, pero el germano no fue de la partida. Y no lo fue después de que tanto Zidane como Kroos mantuviesen una conversación a solas en el mismo césped del Parque de los Príncipes al final del entrenamiento del lunes, según pudo saber Goal. El técnico galo quiso sondear al mediocentro de primera mano tras esa última sesión de trabajo. Kroos se encontraba bien, dentro de la lógica falta de rodaje después de tres semanas parado. Pero Zidane siempre es muy cauteloso con los futbolistas recién salidos de lesión, y había plena confianza en Kovacic, con lo que ambos convinieron que la opción más razonable era que Kroos se quedara en el banquillo. Un plan que salió a la perfección.

En primer lugar, porque la elección de Zidane para el once inicial -y no sólo en el mediocentro- dio los frutos buscados. Porque finalmente fue necesario el concurso de Kroos, ya que Kovacic ‘pedía’ un cambio al haber sido amonestado. Y porque el germano pudo rodarse 20 minutos sobre el césped y con buenas sensaciones tras salir de su lesión. De forma que, si de aquí a final de temporada, se sigue recordando el planteamiento de Zidane en el Parc des Princes, el análisis sólo podrá ser positivo para tratarse de una de las decisiones más complejas en su carrera en los banquillos. Por el resultado final y por la gestión de sus activos.

Próximo artículo:
A Valverde le duele Iniesta: "el desborde de Coutinho condiciona el equilibrio"
Próximo artículo:
¿A qué hora juega Cruz Azul vs Pachuca? Alineaciones, día y transmisión
Próximo artículo:
Cristiano sigue su buena racha en el Frosinone - Juventus, la apuesta del domingo en la Serie A
Próximo artículo:
Cómo ver Cruz Azul vs Pachuca en vivo: streaming y TV
Próximo artículo:
Apertura 2018: La tabla porcentual del descenso de la Liga MX
Cerrar