Exequiel Palacios, el niño "mimado" de River: "En la cancha a veces le grito a Ponzio"

Comentarios
Vive con sus padres, se abrió Instagram hace unos días y mira a Toni Kroos: el pibe que le ganó el puesto a Enzo Pérez en el Millonario.

Sale del entrenamiento y un nene se acerca para sacarse una foto junto a él. Camina dos pasos y un papá le pide que le dedique un saludo a su hijo, que luego verá el video. Ya arriba del auto, un grupo de hinchas lo para y le pide fotos, autógrafos, saludos, camisetas, ganar el jueves ante Racing . A pesar de su timidez, dice que sí a (casi) todos los pedidos y le dedica el tiempo a cada fanático que se le acerca. Y es que él sabe de qué se trata eso de ser hincha, aunque nunca haya podido llevarse un "recuerdo".

"De chico iba siempre a la cancha con mi viejo, pero nunca me pude sacar una foto con los jugadores porque nunca pude ir a un entrenamiento", cuenta Exequiel Palacios  nada menos que desde el River Camp, ese predio -que no se llamaba así entonces- al que nunca pudo ir a ver a sus ídolos. "Yo miraba a Lucho González, a Leo Ponzio, a Maidana. Mi ídolo era Ortega".

-Hoy compartís vestuario con algunos de ellos. ¿Cómo fue esa transición?

-Y, al principio es impresionante, uno se pone contento y las palabras no le salen de la boca, pero después el día a día se hace normal. La verdad es que son personas muy humildes ante todo, y eso los hace más grandes jugadores.

-¿Cómo es jugar con tus ídolos adentro de la cancha?

-Ahora es normal. En la cancha a veces le grito a Leo (Ponzio), le hablo para poder ayudarlo, para darle un consejo que él por ahí no ve y yo estoy viendo. Trato de ayudar a mis compañeros por el bien del equipo. 

 

"A veces LE GRITO A @leoponzio_ok" ¿@exepalacios.15, un caudillo oculto en @carpoficial? 😊

Una publicación compartida de Goal en Español (@goalenespanol) el

Exequiel Palacios PS

Exequiel Alejandro Palacios nació el 5 de octubre de 1998 en Famaillá, provincia de Tucumán, pero con apenas días de vida viajó junto a sus papás, Mariela y Luis, a Buenos Aires para comenzar su vida en San Martín, en el Conurbano Bonaerense. Allí nació, un año después, su hermano Agustín y allí dio sus primeros pasos como futbolista en el club Junta Vecinal José Ingenieros, donde jugó hasta los ocho años. Después continuó su camino en Parque Chas, para terminar en River. Siempre, en cada paso que dio, jugó como volante por derecha.

-Muchos jugadores no llegan a Primera y son muy pocos los que llegan a la Primera de River. ¿Qué tenés vos de distinto?

-Siempre remarco que mis viejos estuvieron ahí apoyándome y si no fuera por ellos no sería lo que soy. Futbolísticamente, no sé, en las Inferiores siempre me tiraban muchos mimos, me decían cosas buenas como que tenía elegancia, que ese trote que algunos no lo tienen. Acá también tengo compañeros que me dicen que cuando llego a la pelota y doy el pase meto un saltito y esas cosas no las hace casi nadie acá, pero yo trato de reírme y disfrutar.

-¿Cuáles son tus cualidades?

-El fútbol simple. Me gusta jugar a uno o dos toques y después hacer jugar a mis compañeros, asistirlos para que puedan hacer goles.

-¿Qué te dice Gallardo?

-El otro día antes del partido contra Villa Dálmine me dijo que siga así, que siga con esa mentalidad, que no me quede. Él me apoya y confía mucho en mí. Yo soy un chico tranquilo y trato de mantenerme así.

Exequiel Palacios River Villa Dalmine Copa Argentina 2018

Para mantenerse "así", Exequiel intenta no ver los programas cuando hablan de él y esquivarle a las noticias para no romper la rutina que lleva desde que llegó a Primera: sale del entrenamiento, se queda almorzando en River -porque en el club le dan "todos los gustos"- y después se va a su casa (vive al lado de lo de sus padres) en San Martín a dormir la siesta. Dice que no le gustan mucho las redes sociales y que la única que tiene es Instagram, aunque todavía es muy nuevo en ese mundo. "Recién me hice la cuenta hace poco, no lo entiendo mucho todavía, ja. Sí sé que hay que tener cuidado con las redes sociales porque esas cosas salen en todos lados", cuenta y admite -con algo de vergüenza- que cursó hasta primer año del colegio y que en River le insisten para que retome los estudios: "Me están apurando para que lo termine porque es mejor para mí".

 A la tarde, después de entrenarse bajos las órdenes de Gallardo y asistir a Scocco y a Pratto, toma mates con su mamá y después recibe a algunos amigos. "Trato de que vengan y me acompañen. Me gusta estar con ellos, ahí soy uno más y el tema fútbol ni se toca. Charlamos de la vida y nos reímos un poco, con ello es amistad y nada más", dice, pero cuenta que a veces surgen algunas apuestas: "Tengo amigos de Boca que me joden pero siempre con respeto. Antes de la Supercopa hubo apuestas, se ve que estaban confiados porque venían bien, pero me terminé ganando un asado". 

Aunque con sus amigos no se hable de River, el fútbol sí es parte importante de la vida del jugador que Gallardo hizo debutar el 8 de noviembre de 2015.

-¿Sos de mirar partidos?

-Sí, trato de mirar todas las ligas, pero me gusta mucho la española y la italiana. Me gusta Juventus y sigo mucho al Real Madrid. 

-¿Y la Superliga? ¿Te gusta?

-Sí, la Superliga está muy pareja. Creo que cualquiera le puede ganar a cualquiera y ya con el escudo no se ganan más partidos.

-¿Y a qué jugadores seguís?

-Me encantan Toni Kroos y Modric. Y sigo a varios jugadores. Cuando vino Enzo Pérez ya me gustaba, también Lucho González que lo veía jugar cuando era más chico. Me gustan muchos jugadores de mitad de cancha que llegan al gol. 

-Te gusta el fútbol europeo, sin embargo el año pasado rechazaste una oferta de Italia y renovaste con River .

-Sí,  yo decidí quedarme acá. Estaba la oferta del Torino, pero decidí quedarme, pelearla y poder ganar títulos que es lo que quiero. Quiero consolidarme en River.

-¿Te costó tomar esa decisión?

-No. La familia me apoyó y mi cabeza siempre estuvo acá en River, siempre pensé en quedarme y disfrutar porque soy muy chico y me queda mucho por vivir en River.

-¿Pero el sueño sigue siendo jugar en Europa?

-No, primero ganar la Libertadores con River, dejar todo para poder ganarla otra vez. Y después de ganar varios títulos me encantaría irme a Europa, pero consagrado en River.

Justamente la Copa es el próximo desafío de River. El pibe, claro, se tiene fe: "Ya sabemos todos lo que es Enzo, es un jugador extraordinario, un jugador de Selección, pero yo trato de trabajar por mi cuenta, entrenarme y estar a disposición de Marcelo para cuando me necesite y para poder ayudar al equipo".

Próximo artículo:
Los pasillos hablan: las pintadas a la salida del vestuario visitante de La Bombonera
Próximo artículo:
Junior - Atlético Nacional por Copa Águila: Formaciones: día, hora y cómo verlo
Próximo artículo:
Cristhian Báez: “Tener a Maradona como entrenador es lo máximo”
Próximo artículo:
Cómo ver Independiente Santa Fe vs. Millonarios, por Copa Sudamericana en vivo y online: streaming y TV
Próximo artículo:
Fabián Balbuena: “Chicharito me dio buenas referencias de Osorio”
Cerrar