El Barcelona se aprieta el cinturón

CompartirCerrar Comentarios
El ejecutivo jefe admite que el club busca nuevos patrocinadores a la vez que pretende devolver el protagonismo a los jugadores de casa.


EDITORIAL

El Barcelona ya es el club con más ingresos del mundo. La venta de Neymar Da Silva le ha permitido alcanzar cotas financieras nunca holladas por ningún otro club y tiene la intención de seguir siendo el que más ingresa del planeta para cumplir con el objetivo de lograr 1000 millones de facturación en 2021 y poder acometer la reforma de todas las instalaciones, empezando por la remodelación del Camp Nou, sin que la parcela deportiva se vea afectada en ningún caso. Y para ello tiene una receta muy definida que pasa por "encontrar nuevos patrocinadores y promocionar jugadores de casa con el objetivo de bajar la masa salarial" según ayer expuso el CEO, Òscar Grau.

El artículo sigue a continuación

Según explicó el ejecutivo jefe, "se viene una política de cantera" para intentar reducir el gasto en las fichas de los futbolistas y los deportistas del resto de secciones profesionales. Es decir, que el Barcelona busca aumentar los ingresos mientras intenta limitar el gasto salarial, la partida más importante en el orden de pagos del club y que supone un 84% del presupuesto total para la temporada 2017-2018. Así, la venta de Neymar no ha supuesto un gran ahorro en este aspecto habida cuenta la mejora del salario de Leo Messi, de la que no se conocen detalles pero que ya es efectiva según confirmó el CEO azulgrana.

Así, el plan para los próximos años y a sabiendas de que el próximo verano empezarán las obras para remodelar el Camp Nou y reurbanizar la zona que ocupa, así como la del Miniestadi y el Palau Blaugrana, un proyecto que supera los 600 millones de euros y que debe sufragarse a partir de un crédito y la venta del nombre del estadio, algo que se pondrá sobre la mesa en la Asamblea Ordinaria de Compromisarios, según adelantó Mundo Deportivo, que se celebrará dentro de dos semanas.

Por lo tanto el Barcelona busca patrocinadores y recuperar el peso de la Masía en el primer equipo para disminuir el gasto a la vez que estimula el ingreso. Es la ecuación que obsesiona tanto a directivos como a ejecutivos del club azulgrana en estos momentos. "No podemos dejar de pensar en el futuro" aseguraba Grau, recordando "la excepcionalidad" de una venta como la de Neymar, y confirmando que, tras perder al brasileño y a Qatar Airways -dos de los grandes pilares de Rosell y Bartomeu- el Barcelona de hoy tiene en la gestión económica su último gran argumento.

Próximo artículo:
Futbolistas que han defendido las camisetas de Cruz Azul y América
Próximo artículo:
Héctor Moreno pondera jugar en un equipo grande de Europa como la Roma
Próximo artículo:
VÍDEO: Neymar, bromea: "Espero ganarlo yo"
Próximo artículo:
¡Así quedó el XI ideal de FIFA!
Próximo artículo:
A Zidane le deben un The Best
Cerrar